•   Filadelfia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Panamá, lamiéndose las heridas de su polémica eliminación a manos de México, disputará este sábado en Filadelfia el tercer lugar de la Copa Oro 2015 de la Concacaf contra el anfitrión Estados Unidos, uno de los gigantes del área que no pudo revalidar su título.

El partido, a disputarse a las 2:00 p.m. en el PPL Park en Chester (Pensilvania), llega en un momento especialmente delicado para los panameños, dolidos por su eliminación en semifinales ante el “Tri” debido al polémico arbitraje del estadounidense Mark Geiger.

Por ese partido, la Concacaf ha sancionado con dos partidos por insultar al árbitro al arquero titular Jaime Penedo y al delantero Luis Tejada, expulsado en el cotejo ante los aztecas.

Además de Penedo y Tejada, serán baja el centrocampista Valentín Pimentel por acumulación de tarjetas y el volante Gabriel Gómez por lesión.

Además, la federación panameña ha sido sancionada con 15,000 dólares por una pancarta exhibida por sus jugadores con el lema “Concacaf ladrones” y “corruptos”.

Panamá va “a tratar de terminar de la mejor manera este torneo”, declaró el entrenador del equipo canalero, el colombiano Hernán Darío Gómez, quien reconoció que su equipo tomará precauciones pensando en las eliminatorias mundialistas.

Habían empatado
Estados Unidos y Panamá se enfrentaron en la fase de grupos en Kansas City, en un choque que terminó en empate (1-1) con goles del panameño Blas Pérez en la primera mitad y del norteamericano Michael Bradley en la reanudación.

Estos dos equipos protagonizaron las finales de 2005 y 2013, con triunfos para la selección de las barras y las estrellas, aunque la primera de ellas en tanda de penales.

El partido tiene un pequeño sabor a revancha para Panamá, pues fue Estados Unidos el que le impidió acceder a la repesca en la pasada eliminatoria mundialista tras ganar a los canaleros en el estadio Rommel Fernández en el último minuto.

Pese haber estado a un paso de alcanzar la final, Panamá no sabe lo que es ganar en esta Copa Oro, ya que, salvo la derrota ante México, el resto de partidos ante Haití (1-1), Honduras (1-1), Estados Unidos (1-1) y Trinidad y Tobago (1-1) los ha empatado.

Sin cambios anunciados
Por su parte, los dirigidos por el alemán Jurgen Klinsmann, que aspiraban a disputar su sexta final en línea, llegan a esta cita después de sufrir su única derrota el pasado miércoles ante Jamaica 2-1 en semifinales.

Es una incógnita saber si Klinsmann realizará profundos cambios en su once titular para probar a jóvenes promesas, teniendo en cuenta el próximo inicio de la eliminatoria mundialista para Rusia-2018, o si preferirá la experiencia para ganar al menos el premio de consolación.

“El equipo está muy decepcionado porque esperábamos jugar la final”, dijo Klinsmann.

“Éramos favoritos, pero los favoritos no siempre ganan. Fue una decepción, pero ahorita a buscar el siguiente triunfo y a ganar el partido”, manifestó el defensa Ventura Alvarado.

Un triunfo es importante para recuperar la moral de los norteamericanos, que deberán ahora jugarse el boleto por el pase a la Copa Confederaciones de 2017, lo que no habría ocurrido si hubieran salido campeones.

Todo ello ha creado dudas en el equipo de Klinsmann, que lleva ya cuatro años al frente de la selección estadounidense.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus