•   Toronto, Canadá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

A Estados Unidos le alcanzó con una delegación B para coronarse nuevamente campeón de los Panamericanos de Toronto 2015, en los que el anfitrión Canadá emergió como la segunda potencia, desalojando a Cuba de ese histórico lugar y del podio, al que trepó Brasil.

La delegación estadounidense descansó una semana, se sacudió la modorra y se dedicó a acumular oro como en una joyería, pero no por una superioridad abrumadora general sobre el resto sino porque sus atletas son competitivos en todos los deportes.

En el cofre se lleva de regreso 103 medallas doradas, once más que en Guadalajara 2011, con un envión final en el atletismo que le dejaron 15 títulos en las arcas, aunque peleando cabeza a cabeza con Canadá la especialidad reina de los Juegos, que desalojó a Cuba de la cumbre, donde gobernó en Guadalajara 2011 y Río de Janeiro 2007.

También le costó en la natación donde dominó con 12 oros aunque Brasil casi los ahoga, a dos de distancia y enarbolando a la gran figura de los Panamericanos, Thiago “Míster Pan” Pereira, que se convirtió en leyenda como el más ganador en la historia de los Juegos, con 23 medallas.

Luego de superar el récord de 22 medallas del exgimnasta cubano Erik López, lanzó una frase icónica: “Ahora dirán: como Thiago nunca habrá otro”.
Pero Estados Unidos tiene deportes bajo su entero dominio: en la esgrima desenvainó la espada, arrasó con nueve medallones dorados y en lucha, trituró a los rivales y acumuló ocho.

Además presentó atletas de la élite mundial como la gimnasta rítmica Laura Zeng, una adolescente de 15 años que se llevó cinco medallas doradas en los cinco elementos de la especialidad.

Un prodigio que empezó con la danza china y comparte el podio de las figuras de Toronto 2015 con Thiago Pereira.

Con esa mina de oro, Estados Unidos se llevó el decimoquinto título de las 17 ediciones de los Panamericanos disputadas hasta ahora.

Soñar no cuesta nada

Las dos únicas veces que Estados Unidos no fue campeón, los locales se llevaron los títulos: en los primeros juegos en Buenos Aires 1951 y en La Habana 1991.
A ese dato histórico se aferró Canadá para alimentar una esperanza que le duró apenas una semana y se derrumbó cuando sus vecinos del sur comenzaron a sumar y sumar hasta ser inalcanzables.

Los del norte del continente se frenaron en 78 medallas áureas, 25 menos que Estados Unidos, y llegaron al segundo lugar del podio por primera vez en su historia.
Los Panamericanos 2015 marcaron un fuerte avance para los canadienses que se hicieron competitivos en varios deportes y mejoraron sensiblemente su producción de Guadalajara 2011, cuando terminaron en cuarto lugar con 30 metales dorados.

Sin embargo, Toronto 2015 no dará la medida histórica a los canadienses: los anfitriones siempre mejoran su producción porque hay un compromiso generalizado de las autoridades, presupuesto multiplicado y el apoyo del público, tres elementos de mucho peso a la hora de los resultados deportivos.

No todo lo que brilla

Tampoco debe nublar la vista el hecho de que Brasil se haya subido al último lugar del podio y que Thiago Pereira haya sido la estrella panamericana.

A un año de sus juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, Brasil ganó en Toronto 2015 menos medallas de oro que en Guadalajara 2011: 48 contra 41.

El equipo verdeamarillo tomó a los Panamericanos de Toronto como un banco de pruebas para su cita olímpica, aunque aún le resta mucho camino para aspirar a colarse entre los Top-Ten de la élite mundial del deporte, como es su objetivo en Río.

La escalada del gigante sudamericano fue a costa de la caída de Cuba.

Pero no es un drama para los antillanos, aunque sí un llamado de atención: un país de 11 millones de habitantes con carencias económicas sigue siendo una potencia deportiva latinoamericana.

Desde Cali 1971, Cuba no salía del segundo lugar del podio y cuando lo hizo, fue para ser campeón en su casa, en La Habana 1991.

La isla dejó en Toronto 2015 el reinado del atletismo que dominó en los dos anteriores Juegos Panamericanos y sus boxeadores, los buscadores de oro antillanos, erraron golpes que antes daban de lleno en sus rivales. Así fue como Cuba se derrumbó de 58 oros en Guadalajara a 36 en Toronto.

Otros golpes volvió a recibir Cuba, pero por el lado de la deserción de al menos 12 de sus atletas, entre ellos la mitad de los 16 integrantes del equipo de hockey sobre césped masculino y cuatro remeros.

Café a la canadiense

Colombia, la sorpresa de los Panamericanos, cierra su participación en Toronto con una zafra de 27 medallas de oro y un inédito quinto lugar, puesto que tradicionalmente se disputaban México y Argentina.

Pero más que el salto cuantitativo, dio un envión cualitativo al ganar varias disciplinas no tradicionales, como la barrida de las tres medallas de oro que se dieron en el debut del golf en los Panamericanos y las tres de los bolos.

La delegación cafetera llegó a Toronto con la ambiciosa meta de ganar 25 medallas de oro, una más que la cifra récord lograda en los Juegos de Guadalajara 2011.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus