•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las últimas columnas de humo de los Panamericanos del 2015 realizados en Canadá, están desapareciendo mientras archivamos en el disco duro de nuestra memoria, recuerdos de lo que podemos calificar como mayores impactos, esos que dejan huellas aunque no siempre imperecederas. Lamentablemente, nuestro paso por estos Juegos, como en Guadalajara hace cuatro años, fue inadvertido. Y es natural. Estamos fuera de los niveles de competencia de requeridos.

La caída de Cuba

La fuga de valores en diferentes disciplinas, ha debilitado las pretensiones de Cuba en el medallero general. Aun batallando en Río de Janeiro frente al crecimiento de los locales, Cuba fue segundo de los Estados Unidos en el 2007 con 59 de oro, y en Guadalajara hace cuatro años, con 58 de oro, se mantuvo en esa posición alcanzada por vez primera en 1971 en Cali, cuando su saltador de triple espacio, Pedro Pérez Dueñas, estableció una marca mundial. En este 2015, Cuba ha descendido al cuarto lugar detrás de Estados Unidos, Canadá y Brasil, soportando largo rato la presión de Colombia, finalmente quinto, delante de México. Cuba, ganador de los Panamericanos en 1991 fajándose en casa, ha salido de Toronto con su orgullo severamente golpeado.

El salto de Canadá

La final de los 100 metros femeninos, uno de los momentos más impactantes de los Juegos.En contraste, ver a la tropa de atletas canadienses proyectarse hacia las alturas con 77 medallas de oro y 214 en total, asegurando claramente el subliderato antes de la pequeña jornada dominical, tiene que impactar. En Guadalajara durante el 2011, Canadá terminó quinto con 30 oros y 119 en acumulación, detrás de México. Fue evidente que el desarrollo exhibido por Canadá en este 2015 en casi todos los deportes, mantuvo preocupado por una semana a Estados Unidos, antes de reaccionar lo suficiente, encarrilarse y apoderarse de la cima. En gimnasia, natación, lucha, ecuestres, y ganando los torneos de baloncesto y de beisbol, Canadá estuvo presente en casi todas las tablas, dando el más grande salto visto en estos Juegos, aumentando en 95 su total de medallas del 2011.

Ellie Black figura cumbre
Obteniendo cinco medallas, incluyendo tres de oro, la especialista en Gimnasia Artística Ellie Black, fue la estrella más fulgurante de Canadá y de los Juegos. Cada amanecer, la fotografía de Ellie hacía brillar las portadas de los periódicos The Sun, Star y Globe. Llegó un momento en que hasta me pareció que era una vieja amiga. Ellie logró opacar al rey de la velocidad pura en este evento, como lo fue ese proyectil de apenas 20 años, Andre De Grasse, vencedor en 100 metros con 10.05 después de registrar 9.95 en semifinales, imponiéndose también en los 200 metros con 19.98 segundos.

Las mejores marcas

Desde siempre, como ocurre en los Juegos Olímpicos, los eventos de pista y campo constituyen el corazón de los Panamericanos, y las figuras de mayor relieve en Toronto, además de Grasse por su edad y proyección inmediata, fueron: el canadiense Derek Drouin en salto alto con 2.37 metros, aproximándose al récord de los Juegos de 2.40 en poder del cubano Javier Sotomayor, también dueño de la marca mundial con 2.45 metros; los 15 metros con 8 centímetros de la cubana Caterine Ibarguen, tratando de acercarse sigilosamente a una inmensa marca de 15.50 establecida en 1995 por la rusa Inessa Kravels; y los 12.52 segundos de la estadounidense Reina Harrison en 100 vallas, nueva marca panamericana, enfilándose hacia las 12.21 de la búlgara Yordana Dokosa fijados desde 1988. Agreguen los 21.69 metros, solo como un récord de los Juegos, borrando el 21.30 de Daylan Armstrong en Guadalajara.

En cola del mundo

Qué triste es percatarnos que no hay forma de ver salir al deporte Centroamericano de la cola del mundo. Solo el deporte guatemalteco levantó su puño conquistando seis de oro y tres de bronce, colocándose entre los 10 primeros en la tabla. El Salvador se retiró con tres medallas, una de plata y dos de bronce, en tanto Panamá tuvo que conformarse con una plata y un bronce; Honduras limitado a una de plata y Costa Rica a una de bronce. Nicaragua, regresó con las manos vacías. En conjunto, Centroamérica no hubiera tumbado a Ecuador de la novena posición.

Cápsulas

El mexicano Lindolfo Delgado en su combate con el cubano Lázaro Álvarez.Siguió impresionando la racquetbolista mexicana Paola Longoria extendiendo su dominio en individual y en dobles acompañada de Samantha Salas, confirmando ser la número uno del mundo…Ahí tenemos la segunda medalla de oro consecutiva de Canadá en beisbol, algo muy llamativo…Las 26 medallas de Brasil en natación, 10 de ellas de oro, hacen una seria advertencia para los Olímpicos de Río en el 2016…El dominio de Estados Unidos sigue siendo cómodo pese a no llevar en varios deportes a sus principales fieras. Pasaron encima de Canadá después de haber sido escoltas varios días y superaron claramente los 92 oros y 236 medallas en Guadalajara…Colombia fue casi invencible en pesas. Vimos a Mercedes Pérez en 63 kilos, iniciar con 95 en arranque, cifra no alcanzada en total de esfuerzos por ninguna de las otras competidoras…Brasil ganó las medallas de oro en futbol y en baloncesto femenino, cayendo ante Estados Unidos en el volibol femenino.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus