•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En julio del 2005, el derecho capitalino Juan Carlos Ramírez firmó su primer contrato profesional.

Lo hizo con los Marineros de Seattle, equipo que ganó la puja por sus servicios. Y los Marineros no se equivocaron. Juan Carlos logró el objetivo de arribar a las Grandes Ligas, pero lo hizo con otro equipo: los Filis de Filadeldia, en el 2013.

Sin embargo, una década después de aquella primera firma, Ramírez nuevamente regresa a su primer equipo profesional, ya que los Marineros lo adquirieron ayer de los Diamonbacks de Arizona a cambio de dinero.

La información es escueta, pero segura. Ramírez estaba en Triple A con Arizona, y fue enviado al equipo Rainiers de Tacoma, el mismo equipo en el que estuvo un tiempo Erasmo Ramírez.

Con los Aces de Reno, Juan Carlos tuvo este año un balance de 0-1 y efectividad de 2.88, por 5 anotaciones limpias en 15.1 entradas.

En Grandes Ligas, con Arizona, logró un balance de 1-1 y efectividad de 4.11, por 7 limpias en 15.1 innings. Laboró en un total de 12 partidos, y a ratos lució intransitable en el montículo.

Juan Carlos llega al Tacoma con experiencia en Grandes Ligas, lanzando para los Filis de Filadelfia en el 2013 y los Diamonbacks en este 2015. Quizás podamos verlo nuevamente esta temporada, con unos Marineros que hace 10 años confiaron en sus condiciones y los vuelven a hacer ahora a sus 26 años de edad y una muy buena experiencia en el beisbol rentado.

No jugó Cheslor

Los Reales de Kansas City doblegaron anoche 9-4 a los Indios de Cleveland, pero no emplearon los servicios de Cheslor Cuthbert, quien regresó el domingo a las Grandes Ligas.

En Triple A, Everth Cabrera bateó de 4-3, con 2 anotadas, una base, en un partido que su equipo Sacramento venció 10-1 a Albuquerque. A segunda hora, Sacramento también se impuso 10-0, pero Cabrera no vio acción.

Su porcentaje de bateo es de .353, por 7 hits en 17 turnos al bate. Ayer, alineó de primer bate y jardinero central.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus