•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El chinandegano Ismael Munguía, de 16 años, es un pelotero zurdo versátil con velocidad extraordinaria en sus piernas, bateo fluido, brazo fuerte, gran cobertura en los jardines, y tiene la convicción de que llegará a jugar en las Grandes Ligas, tras ser firmado recientemente por los Gigantes de San Francisco.

A los cuatro años de edad, el zurdo Munguía, proveniente de una familia humilde del barrio El Rosario de Chinandega, comenzó a jugar beisbol con la ayuda de su padre del mismo nombre. A los ocho años de edad militó con el conjunto Herrera Ramos, de la categoría Infantil A.

Desde ese entonces la pasión de Munguía, hijo por el beisbol, ha sido el motor fundamental de su vida. Formó parte de los cuatro equipos representativos del departamento de Chinandega que lograron títulos de campeón nacional en las categorías Infantil A, Infantil AA, Juvenil A y Juvenil AA, y fue el primer bate del equipo de la juvenil de los Tigres de Chinandega que el año pasado lograron su tercer campeonato seguido a nivel nacional.

Este año fue convocado por el equipo de Primera Division de Chinandega, y a pulso se ganó el puesto de primer bate brillando con luz propia.
“Hice un extraordinario trabajo, Sandy Moreno, scout de los Gigantes de San Francisco, me dio seguimiento y gracias a Dios logré firmar con ese equipo que ha sido campeón de varias series mundiales”, dijo Munguía.

Empeño total

Munguía, segundo de tres hermanos, quien ha pasado muchas dificultades por su pobreza, no para de sonreír y saltar de alegría después de la firma con los Gigantes de San Francisco, que en octubre lo enviarán a una Academia de República Dominicana.

“Dominicana será mi primer escala en la organización, lucharé con todas mis fuerzas y pondré todo mi empeño para alcanzar todas las categorías hasta llegar a las Grandes Ligas. Tengo un deseo inmenso de triunfar y no defraudaré a mis padres, la organización y mis entrenadores”, indicó.

El muchacho, que considera el beisbol como un deporte maravilloso, afirmó que no importa la cantidad de dinero que le haya dado San Francisco por la firma, sino la oportunidad, porque muchos peloteros desean ese chance.

“Mi padre me ha inculcado que trabaje más de lo que me recomienden los entrenadores en Dominicana. Cuando salgo al terreno lo hago con mucha alegría, sin displicencia y con mucha disciplina… Cuando tomo los turnos para batear siempre intento conectar varios imparables, ahí está la mano de Dios conmigo porque casi siempre lo logro”, manifestó.

Respaldo de nicas

Expresó que increíblemente muchos nicaragüenses que radican en San Francisco al enterarse de la firma, le han escrito en su Facebook animarlo.

“Poné todo tu esfuerzo y lucha siempre por alcanzar el sueño de llegar a las Grandes Ligas. Cuando estés aquí te animaremos, y ojalá cuando tomes turno al bate suenen el palo de mayo”, son algunos de los chats enviados a Munguía.

El joven dice que tiene mucha chispa para el juego y deja toda su energía en el terreno. De 7:00 a 9:00 de la mañana entrena en el gimnasio y por la tarde entrena en el estadio Efraín Tijerino Mazariego, de Chinandega, para mantenerse en forma, ansioso porque llegue octubre para viajar a República Dominicana.

Munguía expresa que se comunicó con su mamá que habita en Panamá, quien lloró de la emoción cuando supo de la firma. “Ella siempre quiso que se cumpliera ese sueño, estoy muy animado, no la defraudaré, me deseó éxitos y que me porte bien”, dijo.

Ismael Munguía padre se mostró emocionado por la firma de su hijo, quien a los dos años dormía con una pelota, un bate y un guante, a los dos años de edad comenzó a lanzar la pelota y a los cuatro ya jugaba con un equipo federado del beisbol infantil.

“Creo en mi hijo, además de sus facultades físicas tiene ese deseo de triunfar, ruego a Dios que logre el propósito de jugar en equipo de Grandes Ligas. Tiene 16 años, una edad óptima para darle seguimiento y que los entrenadores lo pulan”, expresó.

Loáisiga, pilar

Lester Loáisiga, entrenador de los Tigres de Chinandega, dirigió a Ismael Munguía en los cuatro campeonatos incluyendo el de los Tigres Junior, donde el muchacho siempre quedó como uno de los jugadores estrellas, lo que para él reflejan las cualidades de Ismael, quien comenzó como primera base, lanzador, jugó el campocorto y fue firmado por los Gigantes de San Francisco como jardinero central.

Expresó que por petición de su papá en los últimos siete meses, junto con el preparador físico Ildefonso Zapata, ha entrenado a Munguía, y considera que el muchacho tiene todo para triunfar en las categorías del beisbol organizado”. Todo dependerá de él para que llegue a las Grandes Ligas, con la ayuda de Dios”, reiteró.

Bastión del beisbol

Chinandega ha tenido dos jugadores en las Grandes Ligas: Vicente Padilla y Oswaldo Mairena, a William Juárez, en la Triple A, y otros jugadores firmados como Adolfo Flores y Gerardo Juárez. Las más recientes firmas son la de Jesús López, por 950 mil dólares con los Atléticos de Oakland y la de Ismael Munguía, por una suma que no fue revelada.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus