•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Wolfsburgo ganó ayer la supercopa alemana al imponerse al Bayern Múnich en la tanda de penaltis (5-4), después de un 1-1 en el tiempo reglamentario.

El Wolfsburgo convirtió sus cinco disparos desde los 11 metros, mientras que por el Bayern falló Xabi Alonso.
La supercopa alemana sigue siendo un título que se le resiste a Pep Guardiola, que se ha quedado sin él ya en tres ocasiones, aunque en esta estuvo más cerca que nunca.

El Bayern fue el mejor equipo durante el tiempo reglamentario y encajó el empate en el minuto 88, en un partido de gran intensidad donde los dos equipos tuvieron muchas ocasiones de gol.

En el minuto 8 se dio una situación que reflejaba con claridad el ritmo con que se estaba jugando el partido. Tras un saque de esquina desde la banda derecha, Jerome Boateng estrelló un disparo contra el larguero, en lo que hasta ese momento había sido la mejor de tres ocasiones del Bayern.

El Wolfsburgo respondió con un contragolpe que obligó a Manuel Neuer a salir de su área para anticiparse con un cabezazo acrobático en tres cuartos de cancha ante el belga Kevin de Bruyne.

Los dos equipos apretaron el acelerador desde el comienzo. Del lado del Bayern, el brasileño Douglas Costa dio una excelente impresión y en los primeros cinco minutos puso a sufrir a su marcador Vierinha con dos llegadas por la banda izquierda.

La primera fue en el minuto 2, cuando, después de ganarle la espalda a Vierinha en un balón largo, su centro no alcanzó a ser conectado por Robert Lewandowski. La segunda fue antes del minuto 5 y poco después llegó el tiro al larguero de Boateng.

No obstante, a partir de ese momento el Wolfsburgo empezó a sacudirse el dominio inicial del conjunto bávaro. En el minuto 13 tuvo su primera llegada, con un remate desviado de Rafinha. Después, en el 22, el croata Ivan Perisic lo intentó con un remate desde el borde del área, que no fue un problema para Neuer, y con un cabezazo ligeramente desviado en el 25.

En el 26 Douglas Costa volvió aparecer con una gran ocasión en la que optó por devolverle el balón a Robert Lewandowski, que no alcanzó a llegar, en lugar de intentar él mismo el remate a puerta.

La mejor ocasión del primer tiempo para el Wolfsburgo llegó en el minuto 42, cuando De Bruyne remató desviado a puerta vacía desde el borde del área tras deshacerse de Neuer.

El gol del Bayern llegó a comienzos del segundo tiempo, en el minuto 49 por medio de Arjen Robben. Douglas Costa fue otra vez uno de los protagonistas de la jugada al lanzar el centro que Robben convirtió en el 0-1.

El empate llegó finalmente en el 88 por medio del danés Niklas Bendter, que batió a Neuer con un remate dentro del área pequeña, a centro de De Bruyne.

En la tanda de penaltis, el fallo de Xabi Alonso en el segundo --Kuen Castell paró el disparo con un pie-- marcó la diferencia.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus