•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sorprendentemente, los Yanquis de Nueva York entran al mes de agosto como líderes del lado Este en la Liga Americana. No era lo esperado. La intriga, con dos meses de intenso ajetreo pendientes, es ¿podrán sostenerse? No lo creo. No solo porque los Azulejos de Toronto se han fortalecido y los Orioles dan la impresión de crecer como amenaza, sino porque el mayor problema de los Yanquis puede ser ellos mismos, que no consiguieron mejorar su insegura rotación y están apostando por el impacto que pueda provocar como abridor el prospecto dominicano de 21 años, Luis Severino, un derecho programado para debutar en la próxima semana.

Hasta ayer, sus 58 victorias, igual que Houston y tres menos que Kansas, los otros líderes, es un certificado de regularidad, pero, por favor, no den a imprimir boletos para los Play Offs. No todavía. Con seis juegos de ventaja sobre Azulejos y Orioles, los Yanquis están en peligro con los problemas del zurdo C. C. Sabathia, quien apenas es la sombra de un pasado brillante; la salida de circulación de Michael Pineda y algunas dudas alrededor del codo de Masahiro Tanaka.

EOVALDI HA CRECIDO
Fue extraño ver a los Yanquis, que cuentan con un fuerte pitcheo de cierre con las escopetas de Betances y Miller construyendo cifras que impresionan, interesarse más en relevistas como Craig Kimbrel y Aroldis Chapman, que en la búsqueda desesperada de un abridor, o dos.

Cierto, Nathan Eovaldi ha sido un hallazgo con 11 victorias y solo 2 reveses, pese a su 4.30 en carreras limpias, pero la pérdida por un buen rato de Pineda, un ganador de 9 juegos, y las inevitables dudas alrededor de Tanaka, quien esquivó la cirugía Tommy John confiando en poder recuperarse plenamente sin utilizarla, debilitan las pretensiones de sostenimiento. Sabathia registra 4-8 y 5.54, en tanto Iván Nova, aún bajo observación, presenta 3-3 y 3.38 y no hay aporte de Chris Capuano, 0-4 y 6.97 en 16 juegos con 4 inicios. Eso explica las grandes expectativas en el brazo de Severino, quien quizás resulte tan formidable como el artillero boricua Carlos Correa para los Astros.

EL FACTOR RODRÍGUEZ
¿Quién iba a pensar que Alex Rodríguez sería a sus 40 años alguien tan volátil a la ofensiva, combinándose con el impulso de Mark Teixeira? Ellos disparan 24 y 28 jonrones con 61 y 73 empujadas. La pregunta es: ¿será capaz Alex de seguir tronando tan frecuentemente en la recta final? El restablecimiento de Carlos Beltrán y la presencia de Jacoby Ellsbury, más la agresividad de Brett Gardner han sido de vital importancia. Sin brillar, Gregorius ha cubierto bien el campo corto y el antesalista Chase Headley produce 43 carreras.

El mánager Joe Girardi cruza los dedos por el sostenimiento de esa ofensiva en estos meses decisivos, pero sobre todo lo hace en espera que el pitcheo abridor, poco confiable, responda. Volver a los Play Offs es el factor estimulante que mueve a estos Yanquis --nada que ver con los grandes equipos de la franquicia-- hacia delante, despiertos, mirando al futuro inmediato, pensando en el día a día para no alterar su sistema nervioso.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus