•  |
  •  |

Ronda Rousey requirió de apenas 34 segundos para defender exitosamente su campeonato de peso gallo del UFC.
Rousey tomó la iniciativa desde el inicio de su combate frente a Bethe Correia y le lanzó una catarata de golpes que poco a poco destruyeron a la brasileña, que cayó sobre la lona indefensa, obligando al réferi a detener el combate.

Rousey extendió su marca invicta a 12-0, mientras que Correia se quedó con 9-1, perdiendo su récord perfecto en casa. Esta fue la tercera victoria por nocaut de Rousey en sus últimas cuatro peleas.

INIGUALABLE
Ronda sigue demostrando una y otra vez que ella es “de otro planeta”. Tras varios meses de expectativa, la campeona norteamericana resolvió al que varios consideraban como el mayor desafío de su carrera en cuestión de un abrir y cerrar de ojos.

Ronda precisó de apenas un minuto y cuatro segundos para despachar a sus últimas tres rivales, dos por nocaut y una por finalización; antes de Bethe Correia, Alexis Davis y Cat Zingano habían sucumbido ante sus puños en 16 y 14 segundos, respectivamente.

Es más, Ronda Rousey ha necesitado pasar exactamente 25 minutos y 36 segundos en el octágono para ganar sus 12 combates como profesional. Apenas 36 segundos más de lo que duraría una sola pelea entera por el título del UFC.

UNA BALA
La duración promedio de una pelea suya es de dos minutos y 36 segundos, y eso se ve beneficiado por el simple hecho de que Miesha Tate aguantó hasta el tercer asalto de su primera revancha en diciembre del 2013.

Esta vez, la campeona apenas superó al minuto en sus últimos tres combates juntos. No hay muchos que depositen sus esperanzas en una eventual victoria de Tate, por más que Miesha deba ser la próxima rival de Rousey justamente por haber sido la única que superó al primer round contra ella.

Ronda cuenta con tiempos impresionantes hasta como amateur. Antes de ser profesional, Ronda ganó todas sus peleas en menos de un minuto: 23, 57 y 24 segundos, totalizando un minuto y 44 segundos.

Hasta ahora, Ronda Rousey lidera en ventas con tres eventos de pay-per-view y su mejor marca del año hasta ahora fue de 620,000 paquetes cuando peleó contra Zingano. El récord del 2015 es propiedad de Jon Jones y Daniel Cormier, cuya contienda contó con 780,000 ventas.

La marca histórica sucedió en el UFC 100, cuando Brock Lesnar y Geroges St-Pierre formaron parte de la misma cartelera: 1.6 millones de paquetes.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus