•  |
  •  |
  • Edición Impresa

¡Hey, amigos!, levántense de sus butacas y salten desde la nada hasta el techo. Se ganó el bronce doblegando a Cuba 2-0 en el Mundial U-12 realizado en Taiwán. Fue un triunfo vibrante a base de esa bravura merecedora de medalla de oro que caracterizó al equipo nica a lo largo del exigente torneo. ¡Cómo fueron sujetados por el cuello los intentos de agresión del adversario, golpeándolo apropiada y oportunamente en el hígado durante un tercer inning en el que se decidió todo!

LAS DOS ESTOCADAS
Un roletazo de Léster Medrano en jugada de escogencia, con tiro errático del intermedista Zamora buscando un doble play, y el cañonazo de Elián Rayo entre right-center produjeron las dos carreras pinoleras. No se necesitaba más. Cinco ceros de Rostrán y el cierre de Marcel Villarreyna amordazando a Cuba en el sexto después de un infield hit sin out, aseguraron la victoria. Atrás quedaron desvanecidas las amenazas cubanas en el inicio del tercero con Zamora en la antesala haciendo señas para que no abandonaran y un out, los dos a bordo por cohetes en el cuarto, y el hit abridor dentro del cuadro en el sexto.

ACTUACIÓN ESTIMULANTE
¡Cómo se multiplicaron los esfuerzos nicas en busca del bronce  hasta que se consiguió! Obviamente no fue fácil. Ninguna conquista lo es, ni siquiera para gigantes como César, Alejandro o Napoleón. Como se explicó, para abrazarse con la alegría, se atravesaron angustias que sometieron a prueba una vez más, la capacidad de lucha y confianza de esta chavalada soñadora. Eso proporciona un mayor mérito, una superior satisfacción y, por supuesto, obliga a un reconocimiento revestido de admiración. Es nuestro beisbol en pequeño, danzando alrededor de la fogata que junta la inspiración con la determinación, de cara al futuro. ¡Qué estimulante es eso!

No hay forma de olvidar aquella falla arbitral que convirtió en quieto un out en tercera frente a Venezuela, cambiando la historia del partido. Esa fatalidad impidió que la tropa nica avanzara más allá, amputando la posibilidad de pelear la medalla de oro, algo que con la victoria sobre Taiwán se demostró que podía ser viable.

MEDRANO INVULNERABLE
El 0.00 en 12 entradas le garantizó a Léster Medrano el liderato en efectividad del torneo, superando al estadounidense Nicholas Kurtz (0.41 en 14 y dos tercios) y al japonés Naoki Ito (0.45 en 13 y un tercio), con otro nica, Fidel Loáisiga registrando 0.62 para instalarse en quinto lugar; en bateo, Nicaragua que terminó séptimo con .308 puntos detrás de Cuba, colocó a Loáisiga en el décimo tercer sitio con .433 puntos, saltando sobre los .409 de Elián Rayo y los .393 de Léster Medrano.

Estos chavalos hacen que nuestro beisbol siga siendo importante, reactivando con su pasión y rendimiento las emociones que estaban perdiendo voltaje.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus