•  |
  •  |
  • Edición Impresa

ESPN

Danny “Swift” García debutó con un cómodo triunfo en la división welter el sábado, mantuvo su invicto, pero una vez más dejó a la afición con el deseo de verlo brillar como lo hizo hace dos años ante el argentino Lucas Matthysse.

El peleador de sangre boricua, que venció por nocaut técnico en el noveno asalto al ya muy mermado excampeón Paulie Malignaggi en el Barclays Center de Brooklyn, Nueva York, fue certero con su jab de izquierda y con sus múltiples ataques al cuerpo, pero también fue demasiado pasivo al punto de dejar en manos del referí Arthur Mercante Jr. el desenlace final.

Fue una pelea en la que García, aunque lució un poco mejor que en sus anteriores combates, no hizo lo suficiente como para ser considerado como un potencial rival para nombres como Floyd Mayweather Jr., y mucho menos para un Keith Thurman o Timothy Bradley, quienes copan actualmente la división de las 147 libras.

García, que se le vio más fuerte, dejó sobre tapete que aún le falta mucho para poder enfrentar duras contiendas en los welter.
Maliganaggi, que quedó visiblemente lastimado en su rostro y que no presentó acción en el noveno --razón por la que Mercante Jr. detuvo el pleito-- sí demostró que los peleadores como él, de estilo elusivo y escurridizo --como lo fue una vez Mauricio Herrera-- le provocan grandes problemas a García.

García, que mejoró a 31-0 y 18 nocauts, prácticamente le firmó el retiro a Malignaggi que venía de un año de inactividad y que sufrió su séptimo revés. Pero el resultado del combate era de esperarse. Lo único que sorprendió fue el que García no lo hubiera sellado de forma más contundente, pues fue superior en todo, pero una vez más no se arriesgó.

El futuro de García luce algo reservado, pero cualquier cosa podría suceder si se tiene de su lado al supermanejador Al Haymon, que lleva igualmente el mando en las carreras de las estrellas del peso welter como el “Money May”, Thurman, entre otros.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus