•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La dura crítica que se ha cebado con Pep Guardiola tras perder la Supercopa de Alemania, la silenció el Bayern Múnich con una exhibición futbolística ante el Milan, al que derrotó por 3-0, un marcador corto para los méritos de un equipo en el que brilló el chileno Arturo Vidal.

El campeón alemán jugará mañana miércoles la final contra el Real Madrid, que en el otro partido de la Audi Cup se impuso por 2-0 al Tottenham londinense.

Con un equipo con más presencia de jugadores suplentes y poco habituales, sin Thiago Alcántara ni Arjen Robben a los que dio descanso Guardiola, el Bayern hizo disfrutar a un Allianz Arena lleno. Diego López impidió una goleada más sonrojante en una noche en la que brilló el español Juan Bernat, Vidal dejó muestras de lo que puede aportar, se exhibió el brasileño Douglas Costa y Götze pidió mayor protagonismo.

  • El Bayern rescató su poderosa imagen, con retoques que ha ido introduciendo Guardiola, para tumbar con justicia a un débil Milan, fuerte en su ataque con Luiz Adriano y Bacca, pero sin fútbol para nutrir de balones a sus delanteros.

Se topó con un vendaval en el primer acto. Vidal cómodo, disfrutando de libertad en la medular para explotar su físico y Götze repartiendo fútbol. La banda de Douglas Costa fue un festival continuo. El brasileño rozó la escuadra en su primer lanzamiento antes del enfado de Pep por una dura entrada a destiempo del holandés Nigel de Jong que lesionó a Joshua Kimmich.

Vendaval

Diego López frenaba como podía las continuas llegadas del Bayern. Ayudado en ocasiones por la madera de los postes. Nada pudo hacer ante el disparo de Bernat que tocó en un defensa del Milan para modificar su dirección a los 23 minutos y abrir el marcador.

Vidal lo remataba todo y se topaba con el larguero en un testarazo, Costa hacía brillar al portero español y el poste salvaba el remate con el pecho del danés Pier-Emile Hojbjerg. El Milan no tenía capacidad para responder y demasiado hacía manteniéndose en pie.

En la segunda parte, el equipo de Sinisa Mihajlovic hasta tuvo unos minutos que dejó un ligero síntoma de reacción. Apareció Bacca para dejar en el minuto 48 la primera ocasión de peligro. En jugada individual su disparo con el exterior de su pie derecho acarició el poste.

Una plástica volea de De Jong pudo ser el gol del torneo y fue la última noticia del Milan, el Bayern recuperó el rodillo y ya no hubo quien lo frenase. Entró Xabi Alonso que sembró el peligro a balón parado, el colombiano Cristian Zapata se lesionó al evitar un tanto en boca de gol, Diego López volvió a brillar ante Bernat y ya nada pudo hacer ante el disparo ajustado de Götze. Buscó a Lewandowski, el balón quedó muerto y lo golpeó a la perfección.

El broche lo puso el propio Lewandowski, que castigó con un latigazo la mala salida de balón del Milan, para presentar una gran final de la Audi Cup ante un Real Madrid sin Cristiano Ronaldo ni Karim Benzema.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus