•   Corresponsal Rivas  |
  •  |
  •  |

El expelotero de Primera División, Adolfo Álvarez, miembro del Salón de la Fama del Deporte Nicaragüense, recibió este martes un justo y merecido reconocimiento de parte de la empresa azucarera Casur.

Dicho reconocimiento consiste en un apoyo económico permanente que mensualmente entregará  Casur a esta gloria del deporte nicaragüense, que en 1982 estuvo cerca de ser firmado por la organización de los Cerveceros de Milwaukee, pero su mamá no autorizó su firma porque no quería que saliera del país.

El reconocimiento lo dio a conocer el gerente general de Casur, Róger Zamora, quien afirmó que más que sus números, que logró en el beisbol, Álvarez es un ejemplo a seguir.

A cambio de este reconocimiento Álvarez apoyará a los niños y jóvenes con charlas y como entrenador “y cuando ellos –Casur-- requieran de mi presencia en los campos de beisbol, ahí estaré, porque este deporte  es mi carrera”, comentó.

Recordó que su carrera beisbolera inició en 1978 con Granada, equipo en el que debutó como lanzador.

Al año siguiente jugó con los Búfalos y desde 1980 regresó a su natal Rivas, para militar para siempre con el equipo Frente Sur, con el que se mantuvo como un macabro lanzador hasta 1985 finalizando con una efectividad de 2.07.

A partir de ese momento se convirtió en bateador  y en 1987 se convirtió en primer bateador zurdo campeón de bateo de los Campeonatos de Beisbol de Primera División y por varios años fue uno de los pilares de la selección nacional.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus