•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Byron Rojas (15-2-3, 8 nocauts) era una de los boxeadores más activos a nivel nacional; no obstante, después de tantas promesas diferidas esperando una pelea eliminatoria, el matagalpino se convirtió en un anónimo desde el octubre de 2014, la última vez que se le vio en un cuadrilátero tirando y recibiendo golpes sin cesar.

Para nadie es un secreto, Rojas se desilusionó y molestó porque su manejador, Marcelo Sánchez, le aseguró que el supuesto combate eliminatorio sería una realidad. Lamentablemente se convirtió en una utopía y ya son 10 meses en los que Rojas no tiene acción, demasiado tiempo para un prospecto acostumbrado a pelear de forma recurrente. En el 2014, el apodado “Gallo” sumó 5 victorias entre febrero y octubre, pero este año no ha peleado.

El suplicio de la inactividad finalmente culminará el 22 de agosto, cuando Byron encabece la pelea estelar del cartel boxístico que organizará la promotora Pinolero Boxing en el gimnasio Guy Rouck Chávez, en Matagalpa. Rojas enfrentará a Byron Castellón (7-2-2, 2 nocauts), un rival que en teoría saldrá como no favorito, pero tiene facultades para complicar al local; sumada a esa inactividad del norteño, puede tener una noche amarga si se confía.

Revancha poca atractiva

En el combate de respaldo, Roberto Arriaza está programado para medirse a Edwin Palacios, en una revancha que en este momento ya no resulta tan atractiva, por el brillo que perdió el leonés en los últimos meses. Arriaza noqueó en el primer asalto a Palacios el año pasado, arrebatándole el título nacional de las 147 libras.

Se habló de una revancha a lo inmediato, pero no se dio. El tiempo ha terminado dando la razón, pues no era necesaria, mucho menos ahora. Aunque cueste digerirlo en el equipo de trabajo del leonés. Es probable que la historia no cambie mucho, al menos en el resultado; la forma puede variar pero ese es otro asunto.

Palacios no se vio bien en su último combate. Perdió contra David Bency por decisión unánime, un rival ante el que no debía perder, pero no pudo resolverlo.  La pelea contra Arriaza va a ir, pero hasta septiembre; ahora el puesto lo ocuparán Herald Molina y Cristofer González. Este último es amplio favorito para imponerse, incluso por nocaut.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus