•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El suplicio aún no termina para Suyén Aguirre y José García, al ver a su hijo Elián postrado en una cama sin síntomas alentadores de recuperación. Sin embargo, la fe sigue intacta, la ilusión de verlo nuevamente vestido con un uniforme de colegio marchándose a su escuela es inamovible, y la esperanza de estar presenciando un turno del pequeño beisbolista en un estadio de beisbol sigue viva.

Este viernes 14 de agosto, se cumplirán cuatro meses desde que el niño de 14 años fue víctima de un asalto y recibió un balazo en la cabeza de un desalmado delincuente que hoy lo tiene en un estado casi vegetal. El desierto emocional por el que pasan los padres solo ellos pueden comprenderlo, si para un desconocido conocer la situación de Elián resulta impactante y complicada de digerir, está demás imaginar lo que siente su familia.

En medio de la situación complicada, hay personas a las que el corazón se les sensibilizó y al darse cuenta del caso a través de la páginas de EL NUEVO DIARIO en la edición del pasado viernes 7 de agosto, han mostrado su apoyo dando dinero, leche Ensure, y durante los últimos días una señora de Diriamba les donó una colchoneta antiescara, pero lo más importante es que el niño será atendido en el hospital Roberto Huembes.

“Gracias a Dios después del reportaje han venido bendiciones. Esto ha tocado muchos corazones, no me quejo, mi niño ha estado bastante bendecido, no tengo más palabras. He recibido ayuda económica, leche. Nos llamó un comisionado (de la Policía Nacional), hemos sido favorecidos, el niño será atendido en el hospital Roberto Huembes, va a tener una atención, ellos se van a hacer cargo del gasto mensual de lo que el niño necesite y alimentación”, comentó la mamá de Elián vía telefónica.

“Nos llamaron que iban a venir, le dijeron a mi esposa que mandarían una patrulla mañana (hoy) y una ambulancia para empezar a darle tratamiento y ver lo que el niño necesita. La Alcaldía de Ciudad Sandino no se ha pronunciado, como padre soy el único que responde por mi hijo, hay algunas amistades que me han apoyado”, contó José García, progenitor del niño.

Pide justicia

Don José todavía recuerda los hits de su hijo, no puede sacarse de su mente cuando Elián platicaba con él sobre el beisbol y las últimas palabras que le dijo en la ambulancia después de recibir el balazo.

“Mi niño me dio un anillo y me dijo cuídamelo, cuidado lo perdés, fue lo último que me dijo en la ambulancia”, cuenta el padre mientras sus ojos se enrojecen, las ganas de llorar son inevitables, al igual que su esposa y sus dos hijas pequeñas, don José vive su duelo interno; sabe que el niño está con ellos físicamente, pero le duele no verlo en plenas condiciones de salud, y ni pensar en jugar beisbol como antes.

“Esto es duro para nosotros, ver a mi hijo que no se mueve. Quiero que mi niño se levante, verlo en la escuela, jugando. Mi muchachito es todo para mí, lo llevaba a los campos de beisbol, mi niño tenía varias invitaciones para ir a jugar en Panamá y Guatemala”, comenta el papá, quien exige justicia en el juicio en contra del acusado, el que se realizará este miércoles.

“Espero que ya sea la condena, el muchacho (acusado) no quiere hablar. El tipo es un delincuente, tenía varios cargos pendientes, a mi niño me lo agarra por gusto y placer, ni se pudo defender mi muchachito. Un niño sano, deportista, estudiando, los padres podrán entender como me siento, solo le pido a Dios que me dé fuerzas a diario, y a mi esposa y niñas, porque esto ha sido fuerte”, afirma don José.

La familia sigue necesitando apoyo. No es fácil costear los gastos de un pote de leche Ensure que se acaba en tres días, también la gel Silvasorb para curar las escaras que cuesta 500 córdobas el tubito y se acaba al mismo tiempo que la leche. Aún es indispensable conseguir una silla de ruedas que tenga un recostadero para la cabeza del niño, y por supuesto, se requiere de dinero para sustentar la alimentación del niño.

Si hay personas que estén interesadas en seguir ayudando a Elián, puede comunicarse con sus padres al número convencional 2269-9322 o ir a su casa ubicada del puente de la Zona Cinco en Ciudad Sandino, 1 cuadra abajo, media al Norte. En su hogar hay una pequeña pulpería. 

14 años de edad tiene el niño Elián García Aguirre, quien está postrado en una cama debido a un balazo en la cabeza que casi termina con su vida.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus