•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Casi un mes esperando la novena victoria de Erasmo Ramírez, y permanecía oculta con una terquedad que llegó a alterar nuestro sistema nervioso. Por fin, anoche, el derecho pinolero la logró apretando conveniente las tuercas al bateo de los Bravos de Atlanta, y sus proyecciones quedan nuevamente abiertas mientras impone cifras personales. Ya era hora, diría mi exigente abuelo.

Las sombras quedaron atrás. Fue como si el sol volviera a iluminar el pitcheo de Erasmo, haciéndolo resplandeciente. ¡Qué fácil se vio su dominio mientras sacaba 16 outs consecutivos después de superar ciertas dificultades en las dos primeras entradas! Quedó la impresión, durante ese trayecto de cinco entradas perfectas, que los Bravos no existían frente al plato. Cada uno de ellos se veía pálido. Parecían fantasmas, hasta que el hit abridor de Adonis García en el octavo, hizo que lo retiraran de la colina, no por desgaste sino por prudencia. Era el momento de los hombres del bullpen y Brandon Gómez, supo resolver.

Previamente, en el cierre del séptimo, el jonrón de dos carreras disparado por Kiermaier con Asdrúbal Cabrera circulando, terminó con la intriga. Los Rays tomaron ventaja de 2-0 que resultó definitiva en vista que después del buen relevo de Gómez, Xavier Cedeño cerró puertas sacando los dos últimos outs para apuntarse su primer rescate. El apoyo oportuno que tanta falta le había hecho al pinolero, hizo acto de presencia con ruido de tambores.

Out en home play

Una acción precipitada de los Bravos en el primer inning, enviando al plato desde primera al rápido Cameron Maybin con un batazo de Nick Markakis al rincón del jardín derecho, facilitó un out importante. En lugar de dos adversarios en posición anotadora con solo un out, Erasmo tenía solo uno y dos fuera. Eliminó a Pierzynski el cuarto bate desvaneciendo el peligro de otro inicio vacilante y comenzó a retorcer bates con un gran control. No cedió pasaportes en los siete episodios, ponchando a cuatro, con un uso de 70 lanzamientos.

En el segundo, con dos outs, los Bravos colocaron a dos en base por hits de Adonis García y Andrelton Simons, pero el nicaragüense liquidó a Eury Pérez, asegurando el cero. A partir de ese instante, se mostró intransitable. Los Bravos veían tan lejos la primera base, como la torre Eiffel desde el estadio de Tampa.

El venezolano Williams Pérez, fue un hueso duro. Solo había permitido dos hits en los primeros seis innings antes de sentir que su cuello giraba frenéticamente con el estacazo de Kiermaier, su quinto de la campaña. Eso no evitó que Pérez completara su primer juego, algo que Erasmo todavía no consigue.

Volvió la luz y ganó Erasmo. ¡Cómo nos entusiasma eso! La intriga atravesando por un buen año, es ¿cuántos triunfos podrá agregar?

9-4 es el balance de Erasmo Ramírez con los Rays de Tampa Bay. No ganaba desde el 10 de julio, cuando superó a los Astros de Houston.

3.59 es la efectividad que presenta Erasmo Ramírez luego de 7 innings sin carreras y 5 hits ante los Bravos ayer. Permite 44 limpias en 110.1 innings.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus