•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando se es inferior en recursos técnicos, pegada, fortaleza física, y además, se enfrenta una batalla en territorio rival, solamente un milagro permitiría salir de la fosa del anonimato. El nicaragüense Dixon Flores depende de eso, mañana tendrá el reto más complicado de su carrera, intentará destronar al mexicano Carlos Cuadras, monarca Supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en Sinaloa, México.

Dixon tiene poco que perder y demasiado por ganar. De llegar a sucumbir, no cambiará nada en su carrera, simplemente engrosará el récord del mexicano y cumplirá la crónica de una derrota anunciada. Pero sí gana, su vida personal y deportiva cambiaría radicalmente, se convertiría en el primer campeón mundial chontaleño dejando el anonimato en el boxeo profesional.

Este jueves, Flores tuvo un encuentro más con Cuadras en la última conferencia de prensa previa al enfrentamiento de mañana en Sinaloa. El mexicano, un muchacho sencillo fuera del ring y hasta cómico por sus bailes artísticos, se ha encargado de presionar psicológicamente a Flores desde que este pisó suelo azteca. Este Carlos es otro, amenaza, intimida y sentencia: “voy a noquear a Dixon”, asegura.

“No soy hablador”

“Espero que Dixon venga bien preparado para que no se caiga en el primero, estoy bien fuerte; muchos dicen que peco de hablador, pero no soy hablador porque el hablador es el que dice y no cumple, yo le estoy adelantando un poco lo que le va a pasar el sábado y se lo voy a cumplir“, dijo ayer el azteca, quien ya piensa en su próxima defensa titular, convencido de que la pelea contra Flores solo será un trámite.

“Tengo las aptitudes para ganarle, es un peleador rápido y que mostró buenas cosas en el entrenamiento público, yo estoy en espera de la pelea obligatoria con Sor Rungvisai, que nuevamente es el retador oficial y si todo sale bien quiero darle la revancha a Salgado“, agregó Cuadra.

El nicaragüense no se intimidó, confía en su preparación física y tiene toda la razón. De todos los retadores pinoleros que buscan un título, Dixon es de los pocos que tuvo el tiempo necesario para entrenar y estar en óptimas condiciones para afrontar un compromiso de esta magnitud.

“Vengo muy motivado por la oportunidad de ese título, voy a pelear con mis manos y no con la boca por lo que no pienso caer en el juego del campeón, tuve el tiempo adecuado para prepararme y seré el nuevo campeón. Estoy preparado para pelear con el campeón y en su casa el sábado nos veremos, con quien voy a pelear es con él, espero que la gente sepa reconocer mi triunfo”, aseguró Flores, quien hoy al igual que Cuadra subirá a la báscula en la ceremonia de pesaje.

11 victorias (3 nocauts), dos derrotas y dos empates es el récord del chontaleño Dixon Flores en el boxeo profesional.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus