•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El defensa Gerard Piqué, expulsado el lunes en la vuelta de la Supercopa de España que el Barcelona perdió ante el Athletic (4-0, 1-1), podría ser suspendido con al menos cuatro partidos si es considerado culpable de insultos a un árbitro, según la reglamentación deportiva vigente en España.

El internacional con la Roja, de 28 años, vio la roja directa en el minuto 56 en el partido del lunes en el Camp Nou, después de haber protestado airadamente a uno de los árbitros por un fuera de juego no señalado.

Según el acta del árbitro principal, Piqué habría insultado gravemente al juez de línea, una actitud que podría costarle caro cuando el caso sea examinado por el Comité de Disciplina, vaticinaba este miércoles la prensa española.

El artículo 94 del Código disciplinario de la Federación Española de Futbol (RFEF) contempla que todo insulto o injuria contra un árbitro sea “sancionado con una suspensión de cuatro a doce partidos”.

Este martes Piqué se disculpó en una carta publicada en su perfil de la red social Twitter.

“Quiero pedir disculpas porque la actitud con la que protesté al linier no fue correcta. Era un partido de gran tensión en el que nos jugábamos mucho. Sin embargo, en ningún momento empleé ningún tipo de insulto hacia su persona”, señaló.

Antes, en un comunicado publicado en su página de internet, el Barcelona anunció que ha recurrido la tarjeta roja a Piqué.

“El FC Barcelona ha presentado este martes alegaciones a la tarjeta roja que vio Gerard Piqué en el minuto 58 del partido de vuelta de la final de la Supercopa de España ante el Athletic Club”, señaló.

“En las alegaciones se ha querido hacer constar que el jugador no se dirigió al árbitro asistente en los términos que el colegiado Velasco Carballo redactó posteriormente en el acta arbitral”, añadió.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus