•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hay quienes pasan toda una vida sin alcanzar la mayoría de edad. Una cosa es conseguirla por decreto y otra muy diferente adquirirla realmente. Claro, es un proceso de desarrollo mental. Después de estar viendo y admirando este resurgimiento experimentado por Erasmo Ramírez como monticulista desde que aterrizó en el campamento de los Rays de Tampa Bay, uno piensa que ciertamente se le puede considerar un mayor de edad en la Gran Carpa. El rivense ha dejado de ser “pequeño”, lo que nos estimula y obliga a seguir sus huellas con un interés mayúsculo, como lo hacíamos con Denis Martínez y Vicente Padilla.

EL MEJOR DE TAMPA

Su pitcheo del lunes frente a los Astros de Houston, que presentan un line-up agresivo con José Altuve el campeón de bateo en la Liga Americana; el explosivo novato boricua Carlos Correa; el artillero de punch comprobado, Evan Gattis, quien le conectó jonrón sobre un pitcheo fuera de la zona de strike; más Jed Lowrie, Colby Rasmus y Carlos Gómez, sin llegar a ser deslumbrante a lo largo de cinco entradas y dos tercios, resultó lo suficientemente eficiente para volver a colocar sobre el tapete su madurez, algo necesario de agregar en el repertorio de un lanzador en crecimiento.

Mientras el “as” Chris Archer ha pasado de un balance jactancioso con 9-4, a este apretado y sospechoso 10-9 después de permitir 12 carreras limpias en sus recientes tres inicios, viendo su efectividad deteriorarse de 1.84 el 7 de junio a 2.93 en estos momentos, con 5.89 en agosto, Erasmo se ha convertido en el brazo más confiable entre los abridores de Tampa, mejorando su porcentaje en carreras limpias de 5.10 el 4 de junio, a 3.57 después de apuntarse su décima victoria y cuarta en sus últimas cinco decisiones, por solo cuatro reveses.

PITCHEO NO PREVISIBLE

El jonrón de Gattis en el cierre del cuarto inning con dos strikes sin bolas, el décimo que le conectan en 116 entradas, fue sobre un pitcheo perseguido con un swing largo. En lugar de la primera bola, fue jonrón solitario. Eso sí, nada que lamentar por parte de Erasmo. Fue solo un momento, deslizándose a través de los ojos como el súbito cambio de luz y sombra. Visto desde cualquier butaca, fue un lanzamiento de mayoría de edad y un mérito de Gattis, consiguiendo un preciso estiramiento.

Su bola rápida no viaja envuelta en llamas, pero tiene giro que desconcierta, que va hacia diferentes puntos, además, sabe aplicar quiebres y dispone de un buen cambio utilizado oportunamente. Así que con un pitcheo no previsible, Erasmo mantiene a los bateadores adversarios contra la pared a base de habilidad, adelantándose en el conteo, obligándolos a precipitarse en busca de la selección apropiada. Su talento está ahí, ahora es fácilmente perceptible, no se puede negar. ¡Cómo nos estimula eso mientras entramos en cálculos optimistas sobre su futuro inmediato! ¡Qué tal unas 14 victorias o quizás algo más! ¿Es una locura? No, de ninguna manera. Él parece ser capaz. Lo estamos viendo como un Mozart en la colina. Es un mayor de edad.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus