•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |

El Barcelona, ganador del triplete la temporada pasada (liga, copa y Champions), y el nuevo Real Madrid entrenado por Rafael Benítez parten como grandes favoritos al título del campeonato español, que comienza este próximo fin de semana.

El equipo entrenado por Luis Enrique, que ya no podrá sumar los seis títulos de la temporada tras perder el lunes la Supercopa de España ante el Athletic Club, tratará de repetir el fabuloso 2015 y su principal baza para ello es su tripleta de ataque, formada por el argentino Lionel Messi, el brasileño Neymar y el uruguayo Luis Suárez.

No será un objetivo fácil para el equipo azulgrana, que ha perdido a su referente en el juego, el centrocampista Xavi Hernández, que se fue a jugar a la liga de Catar, y podría quedarse también sin Pedro, un recambio de primer orden para la tripleta atacante, pero que negocia su marcha a la Premier League.Lionel Messi es la gran figura del Barcelona, EFE

Fruto de la sanción impuesta por la FIFA por irregularidades en los fichajes de menores, el equipo azulgrana no podrá contar con sus nuevos fichajes, el internacional Aleix Vidal y el turco Arda Turan, hasta el mes de enero, con lo que el objetivo azulgrana debe ser aguantar hasta esa fecha con opciones a todos los títulos.

Debilidad defensiva

En pretemporada, el club ha mostrado una inusual inseguridad defensiva, que se ha traducido en nueve goles encajados en los tres partidos oficiales de pretemporada (cuatro contra el Sevilla en la Supercopa de Europa y cinco en los dos partidos contra el Athletic), un aspecto que el equipo azulgrana deberá mejorar si quiere evitar sustos en el inicio de curso.

A favor del Barcelona, esta temporada, está la situación institucional. Con el técnico enfrentado a Messi tras las vacaciones de Navidad, cesado el director técnico Andoni Zubizarreta y con el presidente Josep María Bartomeu convocando elecciones tras una mala racha de resultados, nada hacía presagiar en enero el gran final de temporada del club.

Gracias a los títulos, los problemas entre Luis Enrique y Messi parecen superados y Bartomeu fue reelegido con claridad en julio, por lo que al menos desde el punto de vista institucional, la situación parece más tranquila que hace unos meses, aunque no afectará demasiado al rendimiento deportivo.

Cambio en el banquillo

Como es habitual, el principal rival del Barcelona será el Real Madrid, que tras acabar la temporada sin sumar ningún gran título, ha sustituido a Carlo Ancelotti por Rafael Benítez en el banquillo blanco.

Con este cambio, los dirigentes madridistas buscan dotar al equipo de mayor solidez defensiva, sin renunciar al ataque.

El relevo de técnico es hasta el momento la principal novedad en el Real Madrid, que ha realizado fichajes para mejorar la plantilla (Danilo, Mateo Kovacic, Casemiro, Lucas Vázquez, Kiko Casilla y Denis Cherysev), pero que el equipo inicial no debe sufrir grandes variaciones, salvo en la portería.

Tras toda una vida en el arco blanco, Iker Casillas puso fin a su trayectoria en el Real Madrid y fichó por el Oporto. De momento, y salvo cambio sustancial en la situación de David de Gea en el Manchester United, Casilla y el costarricense Keylor Navas serán los encargados de guardar la portería blanca.

Si el Barcelona basa sus triunfos en su trío atacante, el Real Madrid hace lo propio con Cristiano Ronaldo, Karim Benzema y el galés Gareth Bale, aunque el rendimiento del triplete blanco dejó que desear el año pasado, salvo en el caso de CR7 (48 goles en liga el año pasado).

Atlético, más reforzado

El tercer aspirante al título será, como en las últimas temporadas, el Atlético de Madrid de Diego Simeone, que es el equipo que más se ha reforzado de cara al nuevo curso.

Joao Miranda, Arda Turan, Mario Suárez y Mario Mandzukic, puntales en los triunfos colchoneros en los últimos años, han abandonado el equipo rojiblanco y han llegado para sustituirles jóvenes con gran proyección como Óliver Torres, Luciano Vietto, Yannick Ferreira-Carrasco o Matías Kranevitter.

En esta nueva temporada, el encargado de los goles en el campeón de la Liga 2013-2014 será el colombiano Jackson Martínez, que viene a ocupar el puesto que en su día fue de Sergio Agüero, Diego Forlán, Diego Costa o Radamel Falcao. El Valencia, cuarto en la pasada Liga, buscará repetir puesto que le ha permitido jugar la previa de la Liga de Campeones, mientras que el Sevilla, Villarreal o Athletic aspirarán a los puestos de honor y a dar alguno que otro susto a los favoritos.

En un contexto económico de gran dificultad para los equipos más pequeños, poco se puede esperar del resto de equipos de la Liga española, incapaces de rivalizar con los ‘grandes’.

Otra de las novedades del campeonato que comenzará este fin de semana es que, por primera vez, un equipo, el Elche, fue descendido de categoría por su situación financiera y su puesto lo ocupará el Éibar, que había perdido la categoría en los campos de juego.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus