•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Todavía los huesos de las piernas crujían por el desgaste físico, pero eso no evitó que el Walter Ferretti regresara ayer al país con el corazón hinchado de orgullo y con la sonrisa de haber hecho un gran partido contra las Águilas del América en el Estadio Azteca, la noche del martes en la Liga de Campeones de la Concacaf, Concachampions.

Los futbolistas volvieron a Nicaragua con sensaciones positivas después de la derrota 1-0. Rompieron con los paradigmas, temores, inseguridades, y plantaron cara al campeón, equipo al que mantuvieron sin goles durante 70 minutos.

“Sabíamos que nuestra mejor arma estaba en el orden de nuestras líneas. Esperamos que en el otro partido podamos mostrar un mejor nivel y obtengamos un mejor resultado. Te preparas para mantener el cero y después de estar bien ordenado, te cae un balde de agua fría por el gol. A pesar de todo pudimos mantener la calma, considero que en casa tendremos más posibilidades”, comentó Espinoza, refiriéndose al partido de vuelta que se realizará el próximo mes en el Estadio Nacional de Futbol.

Satisfacción total

Por su parte, Raúl Leguías señaló: “Siento una total satisfacción por el trabajo de cada uno de los compañeros. Llegar al Azteca y hacerle un buen planteamiento a este gran rival no es tarea fácil. Estuvimos a punto de sacarle un valioso punto en una cancha complicada y jugando a una altura increíble, que son factores que bajan el nivel a equipos que no estamos acostumbrados”.

Después de su llegada, los jugadores fueron trasladados al complejo policial que está ubicado en plaza El Sol, donde fueron recibidos por la primera comisionada Aminta Granera, jefa de la Policía Nacional, quien saludó a cada uno de los futbolistas y miembros del cuerpo técnico. Posteriormente se le hizo un pequeño acto de reconocimiento al equipo.

“Han dejado el corazón en el campo, estos jugadores son dignos de admiración, rompieron con los pronósticos de que los iban a golear”, dijo Granera.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus