•  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Quién dijo que nada es tan fácil como parece y que todo requiere más tiempo del que pensamos? Lo que apunta el Dr. Lawrence Peter en sus “Fórmulas”, está siendo abofeteado por el pitcheo que estamos viendo en esta campaña del 2015. Un día después que el “as” de Tampa Chris Archer limitó a solo un hit a los Astros de Houston, líderes del Oeste en la Liga Americana, y que Alfredo Simon de los Tigres, también se aproximara a un no hitter contra los Rangers de Texas, siendo herido por el hit de Rougned Odor, aparece en escena un pitcher perdedor, tal lo ha sido Mike Fiers de Houston, se disfraza como si pretendiera llegar a ser un miembro del Salón de la Fama, y utilizando una escopeta de irreconocible efectividad, trabaja un no hitter frente al bateo de los Dodgers. Así que, permanezcamos atentos, en cualquier momento, quizás mientras escribo estas líneas, se está dándole forma a otro no hitter.

POR AHORA VAN CINCO

Inutilizando a Jimmy Rollins, Chase Utley, Carl Crawford, Adrián González, Andre Ethier y Yosmani Grandal, el derecho Fiers de 30 años, ahora con balance de 6-9 y 3.63 en carreras limpias, alcanzó la proeza soñada de todo lanzador. Con seis semanas de ajetreo pendientes, es el quinto no hitter de la temporada después de los logrados por Chris Heston de los Gigantes, Max Scherzer de los Nacionales, Cole Hamels de los Filis y el japonés Hisashi Iwakuma de los Marineros.

Precisamente, fueron cinco los no hitters que se lograron en el 2014, incluyendo uno combinado con esfuerzo de cuatro brazos, entre ellos el de Cole Hamels, contra los Bravos de Atlanta, en tanto en el 2012, se registró un impacto mayor con siete no hitters, dos de esos trabajos alcanzando la perfección elaborados por Matt Cain de los Gigantes y Félix Hernández de los Marineros, y uno con la utilización de seis brazos por el pitcheo de Seattle amordazando a los Dodgers.

HESTON BORDÓ EL PRIMERO

El 10 de junio, Chris Heston de los Gigantes, quien en ninguno de los niveles que atravesó para llegar a las Mayores, se había acercado a la posibilidad de un no hitter, lo logró estrangulando a los bateadores de los Mets de Nueva York, asegurando para el equipo de San Francisco una victoria por 5-0, ponchando a 11 sin ceder bases, pero golpeando a tres, incluyendo dos consecutivos en el cuarto episodio, Rubén Tejada y Lucas Duda, y el primer bateador del noveno, Antony Recker, cerrando su faena en forma escalofriante con tres ponches.

No sabemos si Heston de 27 años, con estatus de novato, a quien le fabricaron apresuradamente espacio en la rotación de los Gigantes, alcanzará notoriedad como monticulista o quedará reducido a lo insignificante.

La segunda obra de arte de la temporada fue dibujada por el pincel de Max Scherzer, la gran adquisición de los Nacionales de Washington, el 20 de junio frente al agresivo bateo de los Piratas de Pittsburgh con marcador de 6-0. El tirador que tanto impresionó con los Tigres de Detroit antes de aterrizar en la agencia libre, arañó la posibilidad de concretar un Juego Perfecto colocándose a solo un strike, pero con el emergente JoeTabata en cuenta de 2-2, un lanzamiento adentro de 86 millas, rozó el codo y fue enviado a primera base. Dominando a Josh Harrison, Scherzer, quien firmó por 210 millones un contrato de siete años, terminó de cerrar puertas a una artillería encabezada por Andrew McCutchen y continuada con Jung Kang, Pedro Álvarez, Gregory Polanco, Francisco Cervelli, Starling Marte y Josh Harrison.

DESPEDIDA CON NO HITTER

El 25 de julio, no se podía tener la sospecha de ser víctima de un no hitter en el Wrigley Field de Chicago. En los últimos 50 años, desde el Perfecto de Sandy Koufax en 1965, ningún pitcher lo había conseguido frente a los Cachorros, y ese line-up explosivo con los bates de Antony Rizzo, Dexter Fowler, Kris Bryant, Jorge Soler y Denorfia, parecía descartar tal opción. Sin embargo, el zurdo Cole Hamels, en lo que sería su última apertura con los Filis antes de ser enviado a los Rangers de Texas, ponchó a 13 cediendo dos boletos, derritiendo sin hit ni carrera la ofensiva de los Cachorros, en una victoria de los Filis por 5-0.

Las aproximaciones a otro no hitter continuaron, hasta que el 12 de agosto, el japonés Hisashi Iwakuma de los Marineros de Seattle, quien se perdió los primeros dos meses y medio de actividad, y estaba permaneciendo inadvertido con su balance de 3-2 y 4.41 en efectividad después de 10 aperturas en este 2015, amordazó a los Orioles de Baltimore con pitcheo de 7 ponches obviando 3 bases mientras Seattle se imponía 3-0. Iwakuma es el segundo japonés en trabajar un no hitter. Hideo Nomo lanzó dos, uno en cada Liga con los Dodgers y los Medias Rojas.

HAY QUE ESTAR ATENTOS

El 20 de agosto dos pítcheres se acercaron a darle continuidad a la popularización de la proeza, pero se vieron frustrados conformándose con faenas de un hit, pero al día siguiente, frente a los Dodgers, el derecho Mike Fiers, agregó su nombre en la lista de tiradores de no hitter, firmando el quinto de la campaña y dejando abierta la intriga ¿cuántos más veremos en las próximas semanas? Homer Bailey de los Rojos, Henderson Álvarez de los Marlins y Jordan Zimmermanm de los Nacionales han logrado no hitters por caer el telón en las últimas tres temporadas. Así que debemos estar en silencio, pero atentos.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus