•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Walter Ferretti brindó una gran presentación contra las Águilas del América en el Estadio Azteca en su debut en la Liga de Campeones de la Concacaf, Concachampions, pero ahora es tiempo de olvidar ese recuerdo dulce a pesar de que fue una derrota y pensar en los próximos partidos que continúan.

Olvídense de la posibilidad de superar la fase de grupos, en el entorno del Ferretti desde que se hizo el sorteo y supieron que el América estaba en el grupo, se dieron cuenta que eso es una misión casi imposible. No solo por el tema futbolístico, sino por los intereses de la Concachampions, lo que provoca que los equipos mexicanos tengan un camino accesible para continuar vivos y por lo general disputan las finales de este certamen.

No es casualidad que el América haya jugado sus dos primeros partidos en casa. Lo lógico era que obtuvieran dos triunfos para sumar 6 puntos y el libreto se cumplió. Las Águilas prácticamente necesitan solo un triunfo más para garantizarse el pase a la siguiente ronda, o sino empatar y esperar una combinación de malos resultados entre los otros equipos competidores del Grupo E, en este caso el Ferreti y Motagua de Honduras.

Hay que dar por hecho que el América será el líder y clasificado, salvo una catástrofe. Pero ¿qué hay con el Walter Ferretti? De hecho con el partidazo que brindaron en el Azteca podría tomarse cómo una destacada participación del equipo independientemente de lo que ocurra en los próximos partidos.

Aquí lo interesante es que el Ferretti puede convertirse en el primer equipo nicaragüense en conseguir una victoria en este torneo, un acontecimiento que sería histórico porque hasta ahora ningún otro club lo ha logrado.

¿Hay posibilidades?

Sí, el Ferretti tiene grandes posibilidades de sumar no solo tres puntos, no es una locura pensar que logren 4 o 6 unidades. Si se toma de parámetro el partido contra el América, uno creería que los capitalinos tienen el nivel para ir a Honduras e imponerse al Motagua este jueves.

Pero de no lograrse al Ferretti todavía le quedarían dos oportunidades. El 16 de septiembre recibe al América en el Estadio Nacional, con suplente o sin suplentes, los mexicanos son mejor equipo que el Motagua y pueden ganar en nuestro país. Después, los capitalinos cerrarían la fase de grupos contra el Motagua el 24 de septiembre, siempre en casa, lo que significaría el último chance para conseguir un triunfo histórico.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus