•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Es cierto que el triunfo de la Selección Nacional de Beisbol U-15 sobre República Dominicana con score de 12-5 dio la impresión de que no fue tan complicada, pero el pitcheo lució frágil, específicamente el de Nixon Muñoz, quien se adjudicó la victoria atravesando un mar de dificultades, permitiendo que le congestionaran las bases en dos ocasiones.

Este domingo contra Cuba, Nicaragua volvió a sufrir con su abridor, esta vez contra Cuba, los chavalos sucumbieron con score de 7-4, golpeando sigilosamente el pitcheo de Justo Rigby en el arranque del partido y desnudando su descontrol. Cuba sí aprovechó la fragilidad desde el montículo y borró rápidamente una desventaja de dos carreras dibujada por los nicas en el inicio del primer inning, convirtiéndola en un favorable marcador de 5-2 en el cierre de la misma entrada.

Inicio alentador

¡Qué emocionante arranque el de Nicaragua en el primer inning! Increíblemente sin conectar un hit, la Selección tomó ventaja 2-0. Dos bases por bolas, jugada de doble robo, un balk y un wild pitch del abridor de Cuba, Lázaro Candelaria, permitió que anotaran Luis Villareal y Gerald Mendoza.

Esa ventaja y tomando en cuenta las referencias positivas que el mánager Jorge Luis Avellán habló sobre Rigby, nos hizo ilusionarnos con la posibilidad de golpear severamente a los cubanos que debutaron ayer en el terreno con una derrota, al no presentarse en su primer encuentro.

Pero lamentablemente a Rigby se le perdió la brújula. Comenzó su labor llenando las bases al otorgar tres bases por bolas consecutivas.

Después dio otro pasaporte a Fidel Linares, estrechando la pizarra 2-1 por carrera de caballito. Siguió Ronald Valdez con imparable remolcador que empató las acciones 2-2 y el abridor pinolero se fue a las duchas, dejando las bases congestionadas.

Entró al rescate Liván Rodríguez regalando pasaporte, otra carrera de caballito y Cuba se adelantó 3-2 sin mucho esfuerzo. La fiesta cubana no paró, una rola de Carlos Pellegrin al campo corto desviada por el árbitro, y después un error de la tercera base Henry Castellón en tiro a primera, propició dos anotaciones más para el 5-2.

Cae la lluvia

El encuentro se suspendió por más de hora y media por lluvia. Se reanudó el partido, Nicaragua sumó sus últimas dos carreras en el tercer inning acercándose 5-4, sacando de circulación a Candelaria. El problema es que entró Frannie Cobos en relevo y este no permitió más libertades, apagó el bateo nica reducido drásticamente a solo 4 hits.

Cuba remató el desafío anotando una en el sexto (error de Castellón) y la última carrera en el séptimo por elevado de sacrificio de Ronald Valdez. Ganó Cobos el desafío y perdió Rigby.

Esta noche (6:00 p.m.) Nicaragua se mide a México en el Estadio Romo Chávez, mismo escenario en el que perdieron ayer contra Cuba.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus