•   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Kenia, que consolidó su liderato en el medallero del Mundial de Atletismo Pekín-2015 con dos nuevos títulos en las pruebas de jabalina masculino y 3,000 metros obstáculos femenino, no pudo celebrar la jornada como hubiera querido con el anuncio de dos casos de dopaje de sus atletas en el evento.

Tras la disputa de la quinta jornada del Mundial de Pekín, Kenia está destacada en cabeza con seis oros, tras el doblete obtenido el miércoles.

El keniano Julius Yego se convirtió en el primer atleta negro en ganar la prueba de jabalina, con el lanzamiento más largo en catorce años, mientras que su compatriota Hyvin Kiyeng Jepkemoi sorprendió a la favorita tunecina Habiba Ghribi para lograr el título femenino de 3,000 obstáculos.

Pero esas victorias quedaron empañadas con el anuncio de la IAAF de que las kenianas Koki Manunga y Joyce Zakary fueron suspendidas provisionalmente por dopaje durante el Mundial de Pekín.

“Las dos atletas kenianas, Koki Manunga y Joyce Zakary, han aceptado suspensiones provisionales tras dar positivo en Pekín el 20 y 21 de agosto respectivamente”, señaló el comunicado de la IAAF.

“Los controles fueron conducidos por la IAAF en el hotel de las atletas durante los días previos a la competición”, añadió el texto.

“Es una pena por ellas”, dijo Yego, el nuevo campeón de la jabalina, cuyo lanzamiento de 92.72 metros era el más largo desde que el plusmarquista mundial checo Jan Zelezny logró 92.80 en 2001.

“En deporte tienes que ser limpio. No puedo hacer más comentarios sobre eso”, añadió Yego.

Zakary (400 metros) y Manunga (400 metros vallas), según la prensa keniana, “dieron positivo a un producto enmascarador de una sustancia desconocida, probablemente nandrolona, y habrían sido informadas de los resultados algunas horas antes de que Kenia ganara la primera medalla mundial de su historia en 400 metros vallas con Nicholas Bett (oro)”, indica SportNewsArena.com, un sitio de información del atletismo keniano.

Nuevo duelo Bolt-Gatlin

Por su parte, el estadounidense Justin Gatlin y el jamaicano Usain Bolt se citaron para la final de 200 metros, este jueves, tras ganar en las semifinales con los mejores tiempos, 19.87 y 19.95, respectivamente.

Será la revancha de la final de 100 metros ganada por Bolt.

Además de Kenia, el otro protagonista de la jornada fue el atletismo latinoamericano con el oro de la cubana Yarisley Silva y la plata de la brasileña Fabiana Murer en la prueba de garrocha, mostrando un claro dominio latinoamericano en la especialidad.

Silva logró el segundo oro de Cuba en Pekín, después del título logrado el martes en lanzamiento de disco por Denia Caballero, mientras que Brasil conquistó su primera medalla en el mundial chino.

La cubana superó al tercer intento la altura de 4.90 metros, lo que le dio el oro, mientras que Murer se quedó en 4.85, siendo el bronce para la griega Nicoleta Kyriakopoulou (4.80).

“Me siento fantásticamente bien. Ha sido un año duro en el que he superado todas las barreras psicológicas. He cumplido mi sueño de dar esta medalla a Cuba”, afirmó la cubana, que rompió a llorar al terminar la frase.

Silva, de 28 años, acudía al Mundial de Pekín después de haber sido plata olímpica de Londres-2012, bronce en el Mundial de Moscú-2013 y oro panamericano del pasado mes en Toronto.

Murer, de 34 años, que ganó el título en el Mundial de Daegu-2011, quedó cerca de un segundo oro, pero de nuevo fue Yarisley Silva la que privó del triunfo, como ocurrió en los recientes Juegos Panamericanos.

En las otras finales de la jornada, el sudafricano Wayde van Niekerk ganó el título de 400 metros, (43.48), delante del estadounidense LaShawn Merritt (43.65) y del granadino Kirani James (43.78) en una final muy rápida.

En tanto, la checa Zuzana Hejnova conservó su título de 400 metros vallas (53.50), la mejor marca del año.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus