•   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El atletismo latinoamericano continuó ayer celebrando títulos en el Mundial de Pekín, donde por tercer día consecutivo hubo un oro que festejar, esta vez con la cubana Yarisley Silva en el salto con garrocha, donde la brasileña Fabiana Murer fue además plata.

Cuba conquistó su segundo metal dorado en dos días, después de la victoria de Denia Caballero el martes en el lanzamiento de disco. El otro oro para la región, el que rompió el hielo el lunes, fue conseguido por la colombiana Caterine Ibargüen en el triple salto.

El balance es por lo tanto de cuatro medallas hasta el momento, tres oros y una plata. Estuvo a punto de aumentar en la final de 400 metros, donde el dominicano Luguelín Santos finalizó en cuarta posición, sin poder repetir su bronce de hace dos años en el Mundial de Moscú.

Yarisley Silva y Fabiana Murer llegaban entre las favoritas en el salto con garrocha y no decepcionaron, con una batalla emocionante hasta el final, donde la cubana se impuso al superar el 4.90 metros en su tercer y último intento, adelantando entonces a Murer, que se quedó en 4.85 y tuvo que conformarse con la segunda posición cuando parecía tener en su mano el que hubiera sido su segundo título mundial, después del de Daegu-2011.

La cubana pudo quedar eliminada en ese 4.70 que le costó superar y que Murer había pasado a la primera, pero tras esos apuros se hizo con el título.

“Me siento fantásticamente bien. Ha sido un año duro en el que he superado todas las barreras psicológicas. He cumplido mi sueño de dar esta medalla a Cuba”, afirmó la cubana, que rompió a llorar al terminar la frase.

Murer superó también todas sus alturas a la primera, con excepción de los 4.80, que lo logró a la segunda, para caer en sus tres ensayos sobre 4.90.

Silva, de 28 años, acudía al Mundial de Pekín después de haber sido plata olímpica de Londres-2012, bronce en el Mundial de Moscú-2013 y oro panamericano el pasado mes en Toronto.

Decepción de Luguelín

La tercera medalla latinoamericana del miércoles pudo haber llegado en la final de 400 metros, pero el dominicano Luguelín Santos acabó cuarto, pese a conseguir una mejor marca personal y un nuevo récord nacional (44.11), en una prueba que ganó el sudafricano Wayde van Niekerk (43.46).

En el resto de la jornada, tres latinoamericanos avanzaron a finales en sus respectivas pruebas.

El cubano Pedro Pablo Pichardo cumplió en la ronda clasificatoria del triple salto (17.43 metros), con la mayor distancia de la jornada. Será favorito en la final del hoy, con permiso del estadounidense Christian Taylor.

En los 200 metros, el panameño Alonso Edward estará también entre los ocho finalistas, junto a superestrellas de la talla de Usain Bolt y Justin Gatlin.

Por su parte, la lanzadora de martillo Rosa Rodríguez se convirtió en la primera venezolana en acceder a la final (70.57 metros, décima de la ronda clasificatoria).

  • 4.90 metros en su tercer y último intento logró la cubana Yarisley Silva, para ganar la medalla de oro en el salto con garrocha.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus