•   Los Ángeles  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El boxeo mexicano vuelve a tener protagonismo dentro de los pesos inferiores después que Leo Santa Cruz y Julio Ceja se hayan proclamado campeones del mundo tras los respectivos triunfos que consiguieron la noche del domingo en sendas peleas con el título mundial en juego, que se disputaron en el Staples Center, de Los Ángeles.

En uno de los mejores combates del año, Santa Cruz venció por la vía de la decisión dividida a su compatriota Abner Mares y se adjudicó la corona de supercampeón peso pluma de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), que estaba vacante.

En combate realizado en el Staples Center de Los Ángeles (California) los jueces Steve Morrow y Jesse Reyes dieron calificaciones de 117-111 para Santa Cruz, mientras que el tercer juez, Max De Luca, lo vio como un empate (114-114).

¿Mejor del año?

La pelea, promovida como “La Batalla de Los Ángeles”, que seguramente será candidata a ser designada la mejor del año, tendrá muy probablemente una revancha, pero ninguna de las dos partes dio de manera inmediata su punto de vista al respecto.

Santa Cruz, de 27 años de edad, que deja su marca en 31-0-1, con 17 nocauts, se hizo de su tercer título mundial en el mismo número de categorías.

Previamente ganó el cetro gallo y es el campeón reinante de la división junior pluma, pero a partir de ahora tiene un mes para decidir cuál de los dos títulos desea conservar.

Mares (29-2-1, con 15 nocauts), de 29, que también ha ganado cetros en el peso gallo, el junior pluma y el pluma, dijo estar desilusionado del resultado que dieron los jueces.

Cada peleador ganó una bolsa de 1.25 millones de dólares, la mejor en su carrera.

Sin tregua

Desde el primer episodio ambos peleadores se enfocaron en castigar al rival y los dos se centraron en una pelea en corto, en la que ambos daban y recibían castigo.

El resto del combate fue una copia de los primeros episodios, con severo castigo de ambas partes. De acuerdo con las estadísticas, ambos se combinaron para 2,037 intentos de golpe, de los cuales 600 impactaron.

Santa Cruz pudo conectar 373 de 1,057 golpes (35 por ciento) y Mares “colocó” 227 golpes de 980 (23 por ciento).

Noqueó Ceja

Mientras que  Ceja remontó una clara desventaja después de haber caído a la lona y en el quinto episodio puso fuera de combate a su compatriota Hugo Ruiz y consiguió el título interino pluma junior del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

El combate, que se realizó en el Staples Center, en Los Ángeles (California), estaba pactado a 12 episodios, pero Ceja se encargó de darle fin en el quinto episodio por la vía del nocaut técnico sobre Ruiz.

El árbitro Raúl Caiz decidió detener la pelea a los 2:34 minutos del quinto episodio.

Ceja, que había visitado la lona en la cuarta vuelta, se recuperó y en el quinto asalto quiso acabar con el compromiso ante Ruiz, poniéndolo fuera de combate.

Ceja, que ganó el título interino, podría acreditarse como campeón de la división, pronto, ya que Santa Cruz, actual monarca, está obligado a renunciar a una de ellas.

En caso de que Santa Cruz decida quedarse con el cetro pluma junior, deberá enfrentar en pelea obligatoria a Ceja para definir al campeón de esa división.

Ceja puso sus números en 30-1, con 27 nocauts y Ruiz quedó con 35-3, 31 fueras de combate.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus