•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con 26 años la madurez tocó la puerta de Félix “Gemelo” Alvarado (21-2, 18 nocauts). Ha disputado título mundial en dos ocasiones, sucumbiendo en ambas, pero ganó experiencia. Ahora hay un motivo más importante por el cual mantener vivo el deseo de convertirse en campeón, un bebé está en camino y el muchacho capitalino quiere darle una mejor calidad de vida.

El lunes por la tarde, su manejador Silvio Conrado Jr., le comunicó que enfrentaría al excampeón mundial mexicano Raúl “Rayito” García en una pelea eliminatoria avalada por la Federación Internacional de Boxeo (FIB), en peso minimosca (108 libras).

El corazón de Félix saltó de emoción; después de noquear el sábado pasado a Guillermo Ortiz en apenas un asalto, Alvarado regresó inmediatamente a los entrenamientos en el gimnasio Roberto Huembes, aún no conoce la fecha exacta del combate, pero esta vez no lo van a tomar descuidado como cuando enfrentó al argentino Juan Carlos Reveco, ante quien sucumbió por decisión unánime víctima de los jueces, cayendo por segunda vez en una pelea titular.

“Estoy enfocado para esta pelea, sabía que en cualquier momento podía venir la oportunidad y me siento contento. No he visto videos de García, pero cuando los vea me daré cuenta qué posibilidades tengo de derrotarlo, por ahora no tengo preocupaciones, sigo entrenando fuerte. Quiero ser campeón mundial, debo esa corona a mi país, y también a mis familiares y la gente que me apoya”, comentó Alvarado.

Fuerte y saludable

Según Félix, este es el mejor momento de su carrera, ha mejorado boxísticamente y su autoestima se revitalizó totalmente, a pesar de sufrir dos derrotas dolorosas contra KazutoIoka y Reveco.

“Este Félix es más contundente en el ring, tengo mayor seguridad, tiro menos golpes, pero soy más certero. Dios y mi entrenador Luis Cortez me han ayudado mucho, este es mi mejor momento, estoy sano, saludable, y lo que estoy buscando es coronarme, mejorar mi vida, la de mi novia y el hijo que viene en camino”, afirmó Alvarado, quien ayer entrenó durante más de dos horas en el gimnasio Roberto Huembes, donde también adiestra su hermano René.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus