•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Román “Chocolatito” González, ese pequeño fulgurante peleador capaz de electrizar los cabellos en cada uno de sus combates, enfrenta a Brian Viloria el próximo 17 de octubre en el Madison Square Garden de Nueva York, sin embargo ya piensa en el pleito de revancha contra el mexicano Juan Francisco “Gallo” Estrada.

Es un hecho, Román no peleará contra el japonés NaoyaInoue por el título de las 115 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

El sueño de esa cuarta corona por ahora tendrá que esperar, el enfoque en este momento es el campamento en Costa Rica, país al que viajará junto a su equipo la próxima semana, después viene el combate con Viloria, y la próxima parada sería contra Estrada, claro, ese es el deseo del púgil, todo dependerá de sus manejadores.

“Después de pelear con Viloria, posiblemente pelee en noviembre o a finales de diciembre en Japón. Todo mundo quiere que después que le gane a Viloria me enfrente a Juan Francisco “Gallo” Estrada, quiero esa pelea, pero depende de mis manejadores. Realmente la pelea por la cuarta con NaoyaInoue está descartada porque él no seguirá en 115 libras, no hay ninguna expectativa buena”, comentó Román este miércoles después de su entrenamiento en el gimnasio Róger Deshon.

Mejores condiciones

El tricampeón mundial y campeón mosca (112 libras) del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), habló sobre su campamento en Costa Rica. Considera que el lugar no es lo que da las condiciones físicas, sino el empeño de los entrenamientos y la concentración.

“En todas partes hay condiciones, simplemente irse a Costa Rica es por estar concentrado de cara a una pelea, quiero evitar distracciones y cuidarme en la dieta más que todo, el plan de trabajo se va a terminar en Costa Rica”, explicó el nica, quien tendrá a tres o cuatro sparrings en el vecino país; Carlos “Chocorroncito” Buitrago es el único confirmado hasta el momento.

“También está Carlos Rueda que tiene un volado muy fuerte. Está Henry Maldonado con su upper rapidísimo, lo importante es variar, ganar reflejos para estar bien a la hora de la pelea. En cuanto suene la campana voy a tirar el jab y combinarlo. Veré qué trae Viloria y lo voy a contragolpear. Estoy confiado por las condiciones que tengo, ahora corro mucho más, de 12 a 15 kilómetros, estoy obteniendo más condiciones de las que tuve contra Akira Yaegashi y el “Gallo Estrada”, afirmó el tricampeón que ayer salió del gimnasio en 123 libras.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus