•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El prospecto Roniel Raudes puso la cereza al pastel a una temporada magnífica con los Medias Rojas de Boston en la categoría Rookie.

Este miércoles el derecho granadino tocó lo sublime imponiéndose 1-0 a los Azulejos de Toronto en la final de la Liga de la Costa del Golfo, dejando con las ganas a su coterráneo, Osman Gutiérrez, quien también hizo una estupenda labor en la colina.

Fue un gran duelo entre serpentineros nicas, pero Raudes continuó confirmando el gran momento que vive en las Ligas Menores. El sobrino de Julio César Ráudez, lanzó 5 innings, permitió solamente 5 imparables, adornando el título con 7 ponches propinados.

En la otra acera, Gutiérrez, originario de León, también merecía ganar el partido, caminó 6 entradas, aceptó 4 hits, y recetó 5 ponches. El único parpadeo que tuvo fue en el primer episodio cuando permitió la única carrera del partido por un roletazo remolcador por la antesala de Jerry Downs.

Impecables

El resto del partido fue una sinfonía de pitcheo pinolero. Se sobrepuso Raudes, quien ha mostrado un temple y carácter imperial en Las Menores. Tiene una gama de recursos de pitcheo espléndida, al paso que va no se puede dudar en que su ascenso de categorías será muy rápido.

En el inicio del partido, Raudes comenzó filoso, le conectaron un hit pero ponchó a dos bateadores. Un episodio más tarde, el granadino volvió a aceptar un imparable, sin embargo propinó tres ponches para sacar la entrada. En el tercero, siguió filoso recetando par de ponches.

En el cuarto inning, Juandy Mendoza le conectó imparable, pero no hubo mayores consecuencias, y en el quinto otorgó un pasaporte sin nada qué lamentar. Raudes no apareció en el sexto episodio, siendo sustituido por Nick Duron, quien se adjudicó juego salvado.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus