•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

De nuevo, a petición del público, Novak Djokovic tiró un pasito de baile para festejar su avance a los octavos de final del Abierto de Estados Unidos, ronda a la que accedió también este viernes el campeón defensor Marin Cilic, y se despidió la colombiana Mariana Duque-Mariño.

El serbio Djokovic, número uno mundial y del torneo, sudó bastante debido al calor y la humedad en la cancha en Flushing Meadows, pero ello no le impidió vencer por undécima ocasión consecutiva al italiano Andreas Seppi, su tercera víctima en el último Gran Slam del año.

Djokovic, campeón del torneo en 2011, empleó 2 horas y 28 minutos en disponer de Seppi en tres sets de 6-3, 7-5, 7-5.

“Es bueno haber terminado en tres sets porque así tengo más tiempo para recuperarme. Las condiciones no eran las mejores hoy. Mucho calor y humedad”, destacó Djokovic al pie de cancha.

Ya en octavos de final espera por el desenlace del partido entre el español Roberto Bautista (N.25) y el belga David Goffin (N.14).
Este año, Djokovic ha ganado seis títulos, incluyendo los Abiertos de Australia y Wimbledon.

De su lado, el campeón defensor Marin Cilic tuvo que trabajar fuerte para acabar con la resistencia del kazajo Mikhail Kukushkin y vencerlo con marcadores de 6-7 (5/7), 7-6 (7/1), 6-3, 6-7 (3/7), 6-1.

“¡Brutal!”, atinó a exclamar Cilic al terminar el agotador partido de 4 horas y 11 minutos, el más largo hasta el momento en este US Open.
Cilic estuvo al borde de ser el segundo campeón defensor eliminado desde que el estadounidense Andre Agassi perdiera en segunda ronda del 1999 contra el francés Arnaud Clement.

Tras salvar dos puntos de set en el 12º “game” del segundo cuadro, se mantuvo en pelea hasta que pudo arrollar en el último gracias al agotamiento del kazajo.

Por el pase a cuartos de final, Cilic se medirá al ganador del encuentro nocturno entre el séptimo favorito español David Ferrer y el francés Jeremy Chardy.

Mariana se va contenta

El buen paso que llevaba la colombiana Mariana Duque-Mariño en el Abierto de Nueva York se vio cortado al caer ante la experimentada italiana Roberta Vinci, quien la venció en tres sets de un ajustado partido de tercera ronda del cuadro femenino.

Vinci, una ex “Top 15” de la WTA que ha llegado dos veces a cuartos de final de este torneo, se apoderó del triunfo con parciales de 6-1, 5-7, 6-2 después de 2 horas de juego.

La colombiana, 96ª del ranking mundial, había firmado la mejor actuación de su carrera en un torneo del Gran Slam al conseguir la tercera ronda el miércoles.

“Me puedo ir contenta. Jugué tres partidos a gran nivel y eso me da confianza de que, con un poquitico de esfuerzo, puedo dar el salto que necesito”, declaró la bogotana.

Vinci (46ª WTA) buscará el boleto a cuartos enfrentando a la ganadora entre la canadiense Eugenie Bouchard (N.25) y la eslovaca Dominika Cibulkova.

Otra veterana que firmó la cuarta ronda fue Venus Williams, que jugó como en sus mejores tiempos para derrotar a la mejor clasificada, la suiza Belinda Bencic por 6-3, 6-4.

Es la primera vez desde 2010, cuando llegó a la semifinal, que la mayor de las hermanas Williams accede a cuarta ronda del Gran Slam de Flushing Meadows, torneo que ganó en 2001 y 2001.

Williams, de 35 años, despachó a su rival 17 años más joven y 12ª sembrada en una hora y 18 minutos, en un partido en el que dominó con su saque y colocó 31 tiros ganadores.

Por el pase a la ronda de las ocho mejores se medirá a la ganadora entre la estonia Anett Kontaveit y la estadounidense Madison Brengle.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus