•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El inglés Jamie McDonnell se mantuvo como campeón gallo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), al derrotar por decisión unánime al japonés Tomoki “El Mexicanito” Kameda, en una interesante revancha que tuvo lugar ayer en la Arena American Bank Center, de Corpus Christi, Texas, Estados Unidos.

En la primera pelea realizada en mayo pasado en el mismo Texas, McDonnell superó ajustadamente a Kameda con idénticas puntuaciones de 114-113 en las tres tarjetas de los jueces, por lo que todo quedó preparado para una revancha inmediata.

Pero este domingo su triunfo fue más amplio con anotaciones de 16-111, 115-112 y 117-110. Sin embargo, esta vez la polémica surge por una dudosa caída de Kameda en el último round, debido a que recibió un golpe en la nuca lanzado por McDonnell, pero al mismo tiempo se resbaló y puso la rodilla en la lona.

El referee Jon Schorle hizo el conteo de protección, pero Kameda se estaba quejando del resbalón, algo que deja abierto al cuestionamiento este nuevo resultado.
Esta revancha de McDonnell contra “El Mexicanito” fue bastante competitiva. Desde que sonó la campana, ambos peleadores se lanzaron al ataque, sacando una mejor ventaja el japonés con su rapidez.

Pero desde el tercer round, McDonnell comenzó a usar con más soltura su largo jab, aprovechó su mayor alcance y estatura, para ir sumando una ventaja ante un Kameda que también expuso, peleó en corto, aprovechando al máximo su velocidad.

Al final, la historia se repitió. Ganó McDonnell, quien mejoró su récord a 27-2-1, con 12 nocauts, mientras que Kameda cayó a 31-2, con 19 nocauts. McDonnell logró de paso la tercera defensa de la corona gallo de la AMB.

Perdió su hermano

En esta misma cartelera también vio acción el excampeón mundial Daiki Kameda (29-5, 18 nocauts), hermano de Tomoki. Pero tampoco le fue bien, porque perdió por decisión unánime en ocho rounds ante Víctor Ruiz (20-5, 14 nocauts).

Por su parte, el excampeón mundial estadounidense Anthony Dirrell no tuvo problemas para regresar a la senda de la victoria, al derrotar por amplia decisión unánime al mexicano Marco Antonio “Veneno” Rubio, quien contó en su esquina con el experimentado entrenador mexicano Ignacio “Nacho” Beristain.

Amparado en su mayor velocidad, estatura y mejor boxeo, Dirrell superó sin discusión a Rubio con tarjetas de 100-90, logrando su primera victoria desde que en abril pasado perdió el cinturón supermediano del CMB ante Badou Jack.

Con el triunfo categórico de este domingo, Dirrell mejoró su récord a 28-1-1, con 22 nocauts, mientras que Rubio cayó a 59-8-1, con 51 nocauts. Rubio no peleaba desde octubre del año pasado, cuando fue noqueado en dos rounds por Gennady Golovkin.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus