•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El golpe anímico que sufrieron los jugadores de la Selección Nacional de Futbol por la eliminación ante Jamaica, que les impidió avanzar a la cuarta fase de Eliminatorias Mundialistas, será difícil de asimilar y no es para menos. Una estocada en las postrimerías del partido penetró en el corazón de los jugadores y se desangraron, la agonía fue rápida.

Pero así es el futbol, a unos llena de alegría y a otros de desconsuelo. Así como sucedió en Kingston la semana pasada, donde la balanza se inclinó a favor de los nicas y les permitió festejar en grande un histórico triunfo 2-3. Esta vez se invirtieron los papeles, el futbol y la fortuna cambiaron de bando y se terminó cumpliendo el dicho de quien perdona lo paga caro.

Pero el futbol no se acaba. Aun cuando golpea fuertemente la moral, sigue encantando, en otros escenarios se celebran grandes fiestas futboleras y la Selección debe continuar en el proceso ascendente que inició hace poco más de un semestre el técnico costarricense Henry Duarte.

Aterrizado a la realidad, el estratega de la Azul y Blanco, está consciente que más allá de la tercera fase las posibilidades del equipo pinolero hubiesen sido mínimas para competirle a las representativas de Panamá y la poderosa Costa Rica, que el mismo día de la eliminación de Nicaragua, celebraba el triunfo 1-0 sobre Uruguay en un amistoso.

Sigue el proceso

Si bien la selección mayor demostró enormes avances en su juego, gracias, sobre todo, a la adecuada percepción y aplicación de los jugadores sobre la filosofía que implementó Duarte, con un futbol ofensivo, claridad para llegar a campo rival y generar opciones de gol, no son los únicos que se beneficiarán de este proceso.

Durante su presentación como timonel de la selección, Henry Duarte dejó claro cuáles serían sus responsabilidades y desde entonces ambientó que su prioridad era trabajar en el futbol base. A la postre, sus planes dieron un giro radical, respecto a lo que esperaba. Los resultados positivos que logró con el equipo mayor, propiciaron que le proyectara mayor atención que a las otras categorías, sin embargo, los planes cobran vigencia y es hora de trabajar.

Lea además: ¡Una fiesta histórica!

Duarte viajó ayer a Costa Rica, donde se tomará un pequeño descanso, aunque también aprovechará para planificar el programa de trabajo que desarrollará hasta final del año. Una vez que la selección mayor acabó su camino en Eliminatorias, el próximo reto de Duarte, será acompañar a la selección femenina en el Campeonato Centroamericano que se realizará del próximo 28 de septiembre al 6 de octubre.

Luego, al frente de la selección sub 17, el estratega tratará de lograr buenos resultados en el Campeonato Centroamericano que se celebrará en Nicaragua, en noviembre próximo. Es justamente las categorías inferiores que el técnico debe desarrollar un proceso exhaustivo, a sabiendas que esos jugadores serán el relevo de algunos futbolistas del equipo grande, en un par de años.

Planes grandes

Desde ahora, Duarte distribuirá la carga y su tiempo para echar a andar el plan de desarrollo del futbol base. Por ello, los microciclos con la selección mayor serán quincenales y no semanales como fue desde que asumió el cargo de técnico. 

El objetivo, dividir en partes iguales las prácticas de las selecciones que tiene a su cargo y que todas caminen en la misma sintonía. Pero no solo eso, el presidente de la Federación Nicaragüense de Futbol (Fenifut), Jacinto Reyes Gatica, ambientó que la idea es realizar una selección híbrida, que pueda foguearse a nivel nacional e internacional, para afinar y explotar las cualidades de los jugadores destacados de las selecciones menores.

Si el compromiso contra Jamaica supuso un ejercicio de orden defensivo y agallas, que a los pinoleros les salió bien, de no ser porque fueron superados con el tanto lapidario de Simon Dawkins, las buenas sensaciones que deparó ese encuentro y los cinco anteriores (todos ganados),hace creer que estamos en una época dorada para el balompié nicaragüense.

No hay que olvidarse del enorme talento que mostraron jugadores como, Carlos Chavarría, Manuel Galeano, Jason Casco, Josué Quijano, Manuel López y otros que asumen roles importantes en el grupo, no hay que perder de vista a ninguno, con un poco de pulido, pronto brillarán con mayor fuerza.

  • 5 victorias logró la Selección de Futbol de Nicaragua en las Eliminatorias Mundialistas contra solo un revés.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus