•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El reto es mayúsculo. No tanto como el de Napoleón al invadir Rusia y marchar sobre Moscú en 1812, encontrándose con una formidable resistencia y el feroz invierno, convertidos en enemigos invencibles. Se trata de algo que ha alcanzado dimensión de proeza en lo futbolístico: repetir como ganador de la Champions, algo que no ocurre desde 1990, cuando aquel Milán de Van Basten, Gullit, Rijkaard, Baresi, Maldini, Costacurta y otras fieras, derrotó 1-0 al Benfica de Portugal en el Estadio de Viena. Hemos cumplido un cuarto de siglo, sin ver a doble ganador consecutivo. Verdaderos trabucos han fallado en el intento. ¿Creen ustedes que este Barsa del tridente Messi, Neymar y Suárez pueda lograrlo?

LAS CINCO DE DI STEFANO

Cuando en 1955 se puso en marcha este evento, hoy tan grandioso y disputado cada año para suerte de diversos fanatismos en crecimiento que han facilitado agitar más la popularidad del futbol, aquel poderoso Real Madrid jefeado por Alfredo Di Stefano, obtuvo cinco Copas consecutivas, algo completamente fuera de alcance en estos tiempos de tantas variantes, y con constantes movimientos de jugadores entre múltiples ofertas que obedecen a una demanda nunca vista.

A lo largo de los últimos 25 años, equipos de poderío indiscutido, no han podido regresar a la próxima edición para volver a coronarse, y es lo que pretende el Barcelona de Messi sin hacer sonar ruidosamente los tambores, como lo hizo en el 2009-2010, después de casi haber borrado de la cancha al Manchester de Cristiano en Roma el año anterior, imponiéndose 2-0 en esa final, culminada con un gol de cabeza de Lionel Messi. El mordedor Inter de Mourinho fue el equipo que frustró al Barsa de Guardiola en las semifinales del 2010 derrotándolo sorpresivamente 3-1 en Milan, y perdiendo 0-1 en el Nou Camp.

En la siguiente Champions, que concluyó en el 2011, el Barsa volvió al trono superando al Manchester United 3-1. Es decir que los azulgrana, tuvieron en sus manos, en un pasado reciente, la posibilidad de tres Champions consecutivas.

GRUPO A

Con la clara intención de conquistar su undécima Champions, el Real Madrid del implacable Cristiano, de Bale, de Benzema, de James, de Kroos, de Ramos, llevado de la mano por Rafa Benítez, enfrentará al París Saint Germain, el Malmo de Suecia y el Shakhtar Donetsk de Ucrania. El favoritismo del oleaje blanco es claro, aunque hay que admitir lo peligroso que puede ser el Saint Germain, ahora con Di María juntándose con Ibrahimovic, Cavani y Verratti. El Shakhtar ha estado presente en todas las fases de grupo desde 1996, pero será muy difícil verlo como un sobreviviente.

GRUPO B

CRISTIANO RONALDO DEBE CONDUCIR A LOS MERENGUES.El Manchester United, con Schweinsteiger apoyando ese ataque de Rooney, Depay y Mata, salta a la vista como favorito, pese a lo amenazante que se ve el PSV de Holanda dirigido por Phillip Cocu y que presenta habitualmente a los mexicanos Andrés Guardado y Héctor Moreno en su alineación. Completan el vecindario, el Wolfsburgo de Alemania de llamativo crecimiento el año pasado y el CSK de Rusia que debió atravesar una fase previa para llegar hasta aquí. Pese a que estos equipos pueden fabricar problemas, no se les concede posibilidad de estar en los octavos.

GRUPO C

Aquí la batalla que sostendrán el Atlético de Madrid y el Benfica de Portugal, capta la mayor atención. Con Oblak en la puerta, contando con el colombiano Jackson Martínez, Godín, Felipe Luis, Torres, Koke y el incisivo Griezmann, el equipo de Simeone planea abrirse paso entre el Astana deKazajistán, el Galatasaray de Turquía y el Benfica portugués, posible sub-líder, que espera un gran aporte de Jonás, el arquero Julio César, el atacante azteca Raúl Jiménez, Mitroglou, Luisao y Eliseu. El Galatasaray tiene al uruguayo Muslera en la cabaña, a Sneijder avanzando y Lucas Podolski disparando.

GRUPO D

El reciente finalista italiano Juventus de Turín, sin Tévez, sin Pirlo y sin Vidal, pero con el brillo de Paul Pogba, la fiereza de Mandzukic, la firmeza que todavía tiene Evra y la presencia de Cáceres y Chiellini, tendrá que batallar con el inglés Manchester City de Agüero, Nasri, Sterling, Silva, Kompany y Fernandinho por el liderato, con una seria advertencia: ojo con el Sevilla de España, bien armado y capaz de producir resultados con Llorente, Ramí, Banega, Vitolo y Reyes. El otro equipo en el conflicto, es el Borussia Monchengladbach, que no aparecía en escena desde 1977, siendo finalista.

GRUPO E

Ahí está el Barcelona con la gran pretensión de repetir, sin Pedro, sin Xavi, pero con el cuchillo entre los dientes después de haber ganado su quinta Champions y cuarta en los últimos diez años. No es un grupo fácil. El Bayer Leverkusen alemán y el Roma de Italia ofrecen complicaciones, pero el favoritismo azulgrana no se discute. Sin garantizar incidencia, la presencia del “Chicharito” en el Leverkusen es atractiva, en tanto el equipo Roma de reconocida bravura, dispone de Dzeko, Pjanic y Gervinho. Cierra el cuadro, el Bate Barisov bielorruso, que incluye el clima que escalofría en su alineación cuando juega en casa.

GRUPO F

El Bayer Munich de Robben, Gotze, Neuer, Müller y Lahm, ansioso por volver a conseguir un protagonismo algo deteriorado pese al dominio ejercido en Alemania, se enfrenta al reto el Arsenal inglés, que presenta al chileno Sánchez, Walcott, Chamberlain, Cazorla y Ramsey. Se le concede ventaja a la tropa del General Guardiola por mayor solidez y mejor funcionamiento. El Olimpiacos de Grecia, que alcanzó los cuartos de final en 1999 y cuenta con el inagotable argentino Cambiasso, y el Dinamo de Zagreb, prácticamente sin chance, completan el cuarteto.

GRUPO G

Aparentemente Mourinho no está preocupado con su Chelsea, pero la pérdida del arquero belga Courtois y el decrecimiento de Henry, más su flojo arranque en la Premier, lo obligan a poner su barba en remojo ante el Porto de Portugal con Iker Casillas en la puerta, el Dinamo de Kiev y el Macabbi de Tel Aviv. El gran problema de Mourinho, es el Porto que tiene a Brahimi, Tello, Herrera, Varela y el veterano Maicón, pero el entrenador del ego más grande del mundo, no duda que su equipo prevalecerá.

GRUPO H

No se puede quejar el equipo español Valencia, que eliminó al Mónaco en la previa. Se encuentra con el Zenit de Rusia, el Olympique de Lyon y el Gante de Bélgica. Obviamente un grupo que le ofrece posibilidades que le serían negadas en otros lados. Es un regreso de Valencia a la Champions después de una ausencia de tres años. Así que ha llegado el momento de hacer cálculos a pocas horas del sonido del silbado. El gran reto de esta Champions es para el Barsa. No creo que logré repetir. Hay problemas atrás y en la contención.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus