•  |
  •  |
  • Edición Impresa

etm@doble-play.com

Traten de mirar al Real Madrid objetivamente, y díganme si no es algo fascinante y estimulante, observar su diseño como superequipo, y lo que puede ofrecer como espectáculo y resultante al sumar sus partes. El sábado frente al Español, edificando una resonante victoria por 6-0 con cinco estocadas del temible Cristiano, debidamente restaurado, este Real Madrid que pienso debe ganarlo todo (Liga, Copa del Rey y Copa de Europa), sin poder contar con James, ese jugador de brillantez cegadora, tenía en el banco a Toni Kroos, Varane, Kovacic, Jesé, Arbeloa y Lucas Vázquez, quien ingresó por Benzema. ¿Se imaginan eso? ¿Qué otro equipo del planeta futbol podría hacerlo?

El equipo de la realeza, colocado en el Grupo A,  debuta hoy en la Champions 15-16 enfrentando al Shakhtar Donetsk de Ucrania, manejado por el rumano Mircea Lucescu en un duelo de mayúsculo atractivo, mientras el Juventus italiano visita al Manchester City, en el calificado duelo cumbre del Grupo D. Ojo también con el enfrentamiento entre en Manchester United y el PSV Eindhoven de Holanda correspondiente al Grupo B, en tanto el Barcelona calienta piernas y pulmones para medirse mañana en el Grupo E con el batallador AS Roma, en la capital de Italia.

A CARA DESCUBIERTA

No es un atrevimiento considerar al Real Madrid como el gran favorito para esta Champions que se pone en marcha hoy. Se trata de una deducción sencilla: es el equipo más capaz para pelear a cara descubierta con un cuchillo entre sus dientes; su contragolpe, casi siempre bien hilvanado y veloz, es mortífero; dispone del mediocampo más agresivo con Modric e Isco mientras regresa James, y sus laterales, Marcelo y Carvajal, son los más peligrosos imaginables incorporándose al ataque; su defensa, sin goles en contra después de los tres primeros juegos en la Liga, es muy sólida con un arquero que seguramente se va a mostrar en crecimiento juego tras juego; estamos viendo la mejor versión de Gareth Bale; la utilidad de Benzema en el área, rápido, potente y flexible, no se discute; y tiene a Cristiano Ronaldo, siempre inmenso.

Este equipo blanco se encuentra en las valoraciones, un paso adelante del Barsa y del Bayern Múnich, y por supuesto del Juventus y cualquier equipo de la Premier que aspire a ser finalista. El gran rival en su grupo, el A, es el PSG francés, que presenta una delantera ágil y contundente con Ibrahimovic, Cavani y Lavezzi, empujados por Pastore, Di María, Motta o Verratti, con firmeza atrás mostrando a Thiago Silva y David Luis por el centro, aunque con menos seguridad por las rayas. Fácil pronosticar una difícil batalla, pero sin dudar del favoritismo del Real Madrid, acostumbrado a sobrevivir intacto en la fase de grupos.

BARSA NECESITA PUNCH

El intento de repetir del Barsa es llamativo y naturalmente atrae, pero sus cuatro goles en tres juegos, con tres victorias cerradas, dos por 1-0 y la otra 2-1 viniendo desde atrás, indican un déficit en la producción consecuencia de la falta de punch, pese al accionar sostenido que ofrece el argentino Lionel Messi. En el Grupo E, aunque sea obligado a sudar frente al Roma y el Leverkusen, el equipo azulgrana es el claro favorito, pero el resto del camino, con tantos obstáculos, lo exigirán al máximo sin una banca tan consistente como una vez la tuvo.

Eso sí, el tridente que lo llevó a la conquista del triplete, con Neymar cada vez mejor adaptado y en proceso evolutivo; la ferocidad de Luis Suárez y la magia inagotable de Messi podría ser, de llegar a funcionar como lo hizo en el tránsito 14-15,  el factor desequilibrante para avanzar lo suficientemente lejos.

En una Champions, el inicio de la fase de grupos no permite entrar en consideraciones que pueden llegar a ser inalterables, aun estando bien fundamentadas, pero hay que hacerlas. Es lo que el aficionado espera. Una vez más, el sueño de una final Real Madrid-Barcelona, nunca realizada, aparece en la pantalla de las posibilidades, quizás para volver a ser destruida. Pese a lo temprano del momento, el Real Madrid se ve inmenso, en plan de ganarlo todo, agregando a su fabuloso currículo la undécima Champions. No le pongan sello, pero estén listos.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus