•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con menores recursos que otras potencias del beisbol, la Selección U-21 dejó una excelente impresión al ubicarse en el cuarto lugar del Campeonato Mundial de Taiwán, en el 2014.

En esa competencia, la tropa pinolera se ganó el respeto de equipos formados por prospectos  de las Grandes Ligas tras derrotar a selecciones como Venezuela (18-5), Australia (3-2) y Holanda (6-4).

Ahora con nuevas caras y algunas de experiencia,  este conjunto dirigido por el mánager Jorge Luis Avellán fabricará a otro grupo para lograr la clasificación al Premundial de Puerto La Cruz, Venezuela, que se realizará del 15 al 24 de octubre venidero.

“Nosotros no llevamos jugadores profesionales en esa selección, como el resto de los equipos, que llegaban con cierta experiencia internacional, y aun así nuestro equipo fue mejor en el terreno de juego”, señaló Avellán.

“En Venezuela lo más importante será clasificar al mundial, tengo un buen equipo con jugadores rápidos, de experiencia y que han hecho un buen trabajo en el Pomares, y me dan la confianza de poder ganar”, señaló el mánager.

Proceso de formación

Por cuestiones de edad, en este torneo ya no podrán estar jugadores con la experiencia de Kenny Alegría o de Arnol Rizo, quienes destacaron en Taiwán, pero con el nuevo material juvenil, Avellán formará al mejor equipo para competir.

“Lanzadores como Horace Rigby y Jonathan Loáisiga dan fuerza al conjunto, además de Jordán Pavón, Mesac Laguna y Johnny Trewin. Rafael Estrada ha demostrado un mejor nivel y Enmanuel Mesa también, y con jugadores así podemos competir”, señaló Avellán.

En el Premundial U-21 del 2013, la tropa pinolera solo perdió ante Puerto Rico y Panamá, y superó a rivales como República Dominicana y Venezuela, para llegar a las semifinales y clasificar al Mundial de Taiwán.

En el país sudamericano, Nicaragua no será una sorpresa para nadie a nivel internacional, sino una amenaza viva y letal de la que ninguno de sus rivales puede confiarse.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus