•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cristiano otra vez, pistola en mano, apretando el gatillo frenéticamente, fiero, suelto, implacable, aunque sin necesidad de hacer alardes.

Con tres goles, dos de penal, sellando el 4-0, el portugués fue el verdugo del esforzado Shakhtar de Ucrania, que aún con un hombre menos desde el minuto 50 por la expulsión de Stepanenko, intentó fajarse en todo instante. Benzema, que falló dos veces goles cantados por el recuerdo de Pavarotti, abrió el marcador sacándole provecho a un error del arquero Pyatov, que lo dejó frente al portón abierto a los 29 minutos.

Es difícil encontrar entre los ocho goles logrados por Cristiano frente al Espanyol y el Shakhtar uno merecedor de colocarlo en las paredes del Museo El Prado, pero no existe la menor duda de su presencia oportuna, de su olfato, de esa búsqueda casi desesperada del gol y de su mortífera eficacia para ejecutar penales. Cristiano junta todo lo que identifica a un goleador nato y lo hace valer en la cancha de diferentes formas, facilitándole tranquilidad a este Real Madrid que va por todo en este año FIFA, incluyendo su undécima Champions.

CASI UNA VICTORIA

De no ser por su exuberante banca, hubiera sido una victoria pírrica para el equipo de la realeza en vista que vio salir lesionados a Bale de formidable despegue, Varane y Ramos, derribado estrepitosamente; los tres pendientes del diagnóstico sobre el alcance del daño sufrido.

El Real que no permite goles en cuatro juegos consecutivos, una rareza; contó con una estupenda sacada por encima del travesaño realizada con una flexibilidad de gato, por el tico Keylor Navas en el minuto 90, atrapando la última ovación.

En uno de los duelos más atractivos de la jornada, el Juventus italiano con goles de Mandzukic y Morata, este de zurda muy bien trazado, derrotó 2-1 al Manchester City inglés, siempre alérgico a las Champions, que marcó por un autogol de Chiellini, empujado por Kompany; el PSG francés, con un zurdazo de Di María a la escuadra superior derecha de la cabaña del Malmo, y el agregado de Cavani, estructuró una victoria por 2-0; en tanto el PSV holandés, doblegaba 2-1 al Manchester United con estocadas del mexicano Moreno y Marsingh, neutralizando el gol logrado por Memphis Depay a los 40 minutos.

¿IRÁ EL PAPA A VER A MESSI?

Los triunfos del Atlético de Madrid sobre el Galatasaray 2-0, el 3-0 del Sevilla al Gladbach y el 1-0 del Wolfsburgo al CSK completaron la agitación en el inicio de la Champions 2015-2016, mientras el Barcelona, campeón defensor, calentaba para cruzar el Rubicón y enfrentar hoy al Roma en la capital de Italia. ¿Tendrá tiempo el papa Francisco de ir a hacerle barra a Lionel Messi? Conocido su fanatismo por el futbol, si dispone de un par de horas, podría estar presente.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus