•   MINNEAPOLIS  |
  •  |
  •  |

MLB.com

Tal vez haya sido apropiado que la racha de cuatro títulos seguidos de los Tigres en la División Central llegara a su fin de manera oficial en el Target Field, donde el equipo estrenó hace dos años las camisetas con las palabras “We Own the Central” (Somos dueños de la División Central).

Detroit aseguró su tercero de cuatro títulos consecutivos en Minnesota el 25 de septiembre de 2013. Esa noche, Torii Hunter cargó al entonces mánager Jim Leyland al medio del club house, donde el dirigente tuvo un momento emotivo con sus pupilos. Los Tigres no usaron las camisetas cuando ganaron la división en el último día de la campaña del 2014.

Este año, quedó claro el destino de los felinos para mediados de julio, y más todavía cuando Detroit cambió al final de dicho mes a figuras como David Price, el cubano Yoenis Céspedes y el mexicano Joakim Soria. Sin embargo, no fue hasta el martes que los Tigres fueron eliminados matemáticamente de la competencia por la división.

El toletero venezolano de Detroit Víctor Martínez habló de las frustraciones de esta campaña el lunes, notando que sirve para recordar lo difícil que es alcanzar los playoffs.

“Definitivamente, es una temporada que le dará una lección a mucha gente”, dijo Martínez, “empezando con este club house, muchos jugadores y mucha gente en la gerencia. Y, créanlo o no, les dará una lección a los fanáticos también. Se necesita dar un paso para atrás para seguir adelante”.

Si la temporada terminara hoy, cada una de las tres divisiones tendría un ganador diferente al de hace un año. Y en torno a los Tigres y su racha de títulos, ninguna otra división de la Liga Americana contó con un dominio como el de Detroit del 2011 al 2014.

De hecho, ningún equipo había ganado su división tantos años seguidos desde que los Filis conquistaron el Este de la Liga Nacional en cinco campañas consecutivas del 2007 al 2011. Ningún club de la Americana había hecho algo semejante desde que los Yanquis fueron los reyes del Este de 1998 al 2006.

Para los Tigres, sus cuatro títulos divisionales representaron un éxito sin precedente en la historia de la franquicia. Detroit alcanzó dos Series Mundiales consecutivas en 1934 y 1935, con los Salón de la Fama Charlie Gehringer y Hank Greenberg. Participaron en tres Clásicos de Otoño seguidos de 1907 a 1909, encabezados por el también inmortal de Cooperstown Ty Cobb.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus