•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • ESPNDeportes

Si Floyd Mayweather considera que su victoria sobre Andre Berto, el 12 de septiembre en el MGM Grand de Las Vegas, fue en verdad su última pelea, entonces Mayweather se habrá despedido con un susurro en vez de la explosión acostumbrada.

Mayweather, claramente el rey del boxeo libra por libra y el deportista mejor pagado del mundo, retuvo sus títulos mundiales de peso welter contra Berto y anunció su retiro después, como se esperaba. Pero a pesar de que cerró su carrera con un récord perfecto (49-0, 26 nocauts), los aficionados al deporte bostezaron en gran medida por el supuesto final.

De acuerdo con múltiples fuentes de la industria, la tarjeta del PPV Mayweather-Berto de Showtime fue un fiasco de taquilla, vendiendo apenas 550,000 suscripciones. Podría haber hecho tan solo 400,000, dijo una de las fuentes.

“Siendo generoso, podría llegar a 550,000 compras”, calculó una fuente. Sería la pelea, que por mucho, tendría los peores números para Mayweather en el ya expirado contrato que firmó en 2013 por seis combates. Es su más débil rendimiento en PPV desde que era un novato de HBO PPV, en 2005 y 2006, cuando peleó contra Arturo Gatti y Zab Judah.

Aquellos combates fueron rentables porque no vinieron con el gasto gigante del Mayweather-Berto, que costó 36 millones en premios solo para el evento principal: 32 millones para Mayweather y 4 millones para Berto, por no hablar de millones más en gastos para el resto de la cartelera y la promoción general.

Pérdida de dinero

Asumiendo 70 dólares como costo medio, un poco más bajo en definición estándar y un poco más elevado para alta definición, si el combate reportó 550,000 compras, entonces se generaron alrededor de 38 millones.

Pero, un poco menos de la mitad de los ingresos brutos va a los proveedores de cable y satélite, probablemente dejando la promoción con menos de 20 millones de ventas de PPV.

Incluso con otras fuentes de ingresos como la taquilla, la televisión extranjera y los patrocinadores, la lucha será probablemente una pérdida de dinero. La taquilla fue la más débil para Mayweather en años, asistieron 13,395 espectadores, muy lejos de completar el aforo del MGM Grand de Las Vegas.

Lejos de pelea anterior

Stephen Espinoza, vicepresidente ejecutivo y gerente general de Showtime Sports, se negó a discutir el recuento del PPV de la Mayweather-Berto, pero no cuestionó la cifra de 550,000 ventas.

Hay un montón de razones por las cuales la pelea se vendió mal, incluyendo la amplia insatisfacción pública con su victoria récord contra Manny Pacquiao el 2 de mayo, por la que Mayweather ganó alrededor de 250 millones.

El récord de venta de PPV para esa lucha se ha modificado de los originalmente anunciados 4.4 millones de compras a 4.6 millones. Además, pocos dieron a Berto la oportunidad de ser competitivo, y pocos creen que fue realmente la última pelea de Mayweather.

“Creo que Floyd es una víctima de su propio éxito”, comentó Espinoza. “No importa lo que hicimos siguiendo al masivo evento del 2 de mayo, era casi seguro que sería visto como una decepción. ¿Era Mayweather-Berto la más importante pelea para Mayweather en su carrera? No, pero el PPV nos brindó cuatro peleas muy entretenidas en el PPV y una noche histórica en la que Floyd anunció su retiro. En definitiva, estamos muy contentos con el evento en su conjunto”.

En cuanto a las bajas ventas, Espinoza ofreció una supuesta causa.

“Sabemos que una gran parte de la audiencia ve a Floyd para verlo perder”, dijo. “Y para esas personas, la mejor oportunidad de que alguien venciera a Floyd era Manny Pacquiao. Así, una vez que Floyd venció a Manny, gran cantidad de la intriga desapareció. Si Manny no lo pudo vencer, nadie lo vencería. Así que no compraron la pelea. Yo también creo que estábamos sufriendo un poco de la resaca por el 2 de mayo”.

800 millones de dólares probablemente generó el contrato de 6 peleas y 10 millones de compras de PPV de Floyd Mayweather con Showtime y CBS.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus