•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“En la puerta del horno se quema el pan”, reza un dicho y el Walter Ferretti le hizo honor, tras permitir un gol en tiempo de compensación (90+2), para caer 2-1 anoche ante el Deportivo Motagua, que llegó a seis puntos en el grupo E de la Liga de Campeones de la Concacaf y disputará el próximo mes contra las Águilas del América el boleto a cuartos de final del certamen.

El conjunto catracho concretó las dos ocasiones más claras que tuvo en el partido y le propinó el cuarto revés a los rojinegros en la Concachampions. Un penalti cometido por Medardo Martínez en las postrimerías del primer tiempo, que convirtió en gol Erick Andino y otro del brasileño Israel Silva a dos minutos del final del juego, resucitaron al Motagua, que pudo quedar eliminado luego que Raúl Leguías igualara el marcador (1-1) en el minuto 74.  

La primera ocasión clara para gol del cuadro rojinegro llegó a los 24 minutos, por medio de Maycon Santana, quien remató de bolea un balón centrado por Pavón desde el costado derecho, pero el disparo se fue apenas desviado por el costado izquierdo de la cabaña del Motagua.

El partido se friccionó en un tramo del primer tiempo, por el juego brusco de las “Águilas Azules”. En el ejercicio de choque, el volante del Motagua, Reinieri Mayorquín, sacó de sus casillas al contención rojinegro Jason Casco, quien como en pocas ocasiones confrontó a su rival y fue hasta que el árbitro estadounidense Chris Penso amonestó con cartulina amarilla al catracho, que se calmaron los ánimos.

Las llegadas del Motagua eran esporádicas y cuando parecía que el primer tiempo acabaría sin anotaciones, Martínez cometió una mano dentro del área al intentar tapar un disparo que llevaba dirección de gol, el árbitro le mostró el cartón rojo y decretó un penalti que cambió por gol Andino (41’).

El club pinolero acabó el primer tiempo con diez jugadores y con un gol encajado que parecía un castigo inmerecido. A pesar de la desventaja numérica, Ferretti no bajó los brazos e inició el segundo tiempo como terminó el primero, yendo hacia el frente y buscando espacios para hacer daño.

Leguías ilusiona

Apenas comenzando la segunda mitad, Leguías asustó al Motagua mandando el balón al fondo de las redes, tras una confusión entre el arquero y un defensor, pero el gol fue anulado por posición adelantada.

El debutante estratega de los rojinegros, Marvin Solano, movió sus fichas e ingresó a Daniel Cadena, Rodrigo Valiente y Axel Villanueva, en la segunda parte, para aprovechar el desgaste que sufrieron los hondureños, que no están acostumbrados a jugar en grama sintética.

Rápidamente las variantes comenzaron a hacer efecto y fue el recién ingresado Villanueva quien hilvanó una jugada en zona de ataque, quitándose a par de zagueros y sacó un remate sin mucha fuerza, pero que se desvió en la pierna de un defensa, impidiendo al arquero que lo dominara y llegó Leguías cerrando la pinza para igualar el marcador.

Cuando el cronómetro parecía inclinado a favor de los rojinegros, Villanueva cometió una falta sobre Israel Silva y tras el cobro de Omar Elvir, el propio Silva, totalmente desmarcado dentro del área, aprovechó un mal despeje de la defensa del Ferretti y remató de pierna izquierda para batir a Denis Espinoza y devolverle la vida al Motagua.

Así, el vigente campeón nacional se despidió de la Concachampions, con un sabor agridulce, por el buen desempeño mostrado durante los cuatro partidos (2 contra América y 2 contra Motagua), pero sin conocer el triunfo.

  • 4 derrotas en cuatro partidos sufrió el Walter Ferretti en su debut en Liga de Campeones de la Concacaf.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus