•   Sant Joan Despí, Barcelona  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El entrenador del Barcelona, Luis Enrique Martínez, aseguró que la última derrota contra el Celta de Vigo (4-1) es un "estímulo para retomar los buenos resultados y el fútbol" con vistas a lo que queda de temporada.

Con el partido ante la Unión Deportiva Las Palmas en el horizonte, el técnico azulgrana espera mejorar la efectividad goleadora y la solidez defensiva de su equipo.

"La derrota en Vigo sirve como estímulo para retomar los buenos resultados y el fútbol. En ataque hicimos un buen partido, creamos diecisiete ocasiones de gol, el problema es que el rival nos generó muchas ocasiones", lamentó en la rueda de prensa previa al encuentro de mañana que se disputará en el Camp Nou.

En este sentido, Luis Enrique avisó de que la derrota ante el Celta también permite "darse cuenta de la dificultad que tiene ganar títulos y partidos".

"Parece ser que siempre es factible ganar títulos y nada más lejos que la realidad. Nos ganó el Celta 4-1 y el Athletic de Bilbao 4-0", ha añadido.

Preguntado por la dificultad que en este inicio de Liga está teniendo su equipo para anotar -nueve tantos en cinco partidos-, el preparador azulgrana se ha mostrado convencido de que los delanteros volverán "a recuperar el gol".

"Es cierto que nos está costando más de lo normal. No tengo ninguna duda, por el perfil de jugadores que tengo, creo que es un dato pasajero y temporal. El equipo va a recuperar el gol, pero no deja de ser curioso que hayamos marcado tan pocos goles", ha manifestado.

Así las cosas, ha considerado que el objetivo es "mejorar la versión del equipo desde el punto de vista global e individual" y ha negado que sus jugadores estuvieran menos intensos de lo habitual ante el equipo gallego.

"Vi a un rival por encima de nuestro nivel y que ganó todos los duelos individuales. Fue un gran Celta que necesitaba de un Barça mejor", ha subrayado.

Más altivo se ha mostrado cuando ha sido preguntado por si los socios azulgranas deben angustiarse por la última derrota: "Ningún socio me ha dicho que esté preocupado; pero que el equipo tiene que mejorar a nivel defensivo; lo sé yo lo saben mis jugadores".

Sobre el partido de mañana ante la UD Las Palmas, Luis Enrique ha admitido que es un rival de nivel "algo inferior", aunque ha alertado de que "seguro que nos presentará dificultades" después del buen nivel que mostró ante el Celta y el Sevilla.

El preparador azulgrana ha confirmado que Jordi Alba y Sandro Ramírez, ausentes en Vigo debido a unas molestias físicas, estarán a disposición para entrar en la lista de convocados que se dará a conocer mañana.

En otro orden de las cosas, el entrenador del Barcelona no ha querido valorar "los dimes y diretes" a raíz de una fotografía del brasileño Neymar Jr. subido a un patinete, como tampoco ha opinado sobre las consecuencias para el Barcelona de una eventual independencia de Cataluña.

"Los 'y si, y si, y si' son supuestos que en este momento como entrenador del Barcelona ni entro ni quiero entrar", ha zanjado al responder una pregunta sobre la posibilidad de que el Barcelona no pudiera jugar la Liga española.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus