•  |
  •  |
  • ESPN.com

Deontay Wilder retuvo su corona el sábado en la noche, pero no fue nada fácil. En su demostración dejó algunos cabos sueltos sobre su potencial en una división que lo hará encontrarse en algún momento de 2016, muy posiblemente, con el indiscutido triple monarca del mundo, el ucraniano Wladimir Klitschko.

El campeón del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) venció por nocaut técnico a los 55 segundos del décimo asalto al francés Johan Duhaupas en la estelar de un combate celebrado en el Legacy Arena, de Birmingham, Alabama, en una función de la serie Premier Boxing Champions.

Una recta de derecha abriendo el penúltimo asalto, seguida de varios golpes de ‘upper’, desarmaron por completo a Duhaupas obligando la detención del pleito por parte del veterano referí Jack Reiss.

Wilder, que hizo de paso su segunda defensa del título que ganó en enero de este año al vencer al entonces monarca haitiano-canadiense Bermane Stiverne, mejoró su marca a 35-0 y 34 nocáuts.

Mientras que Duhapas, que tuvo su primera presentación en Estados Unidos, y que resultó ser un peleador mucho más sólido y de más aguante que lo que pudo haber esperado Wilder, vio caer su foja a 32-3 y 20 anestesiados.

El francés era el undécimo clasificado del CMB, y para muchos, un rival que Wilder debió haber dominado mucho más temprano. Pero no fue así.

Lo duro del combate quedó reflejado en los rostros de ambos peleadores. Wilder concluyó la contienda con un ojo izquierdo prácticamente cerrado y Duhaupas terminó con un corte en el pómulo derecho y una cortadura entre medio de ambos ojos.

Wilder lanzó 587 golpes versus 332 de Duhaupas. El norteamericano acertó un total de 326 de estos, ante solo 98 de su rival.

No descarta unificar Sobre su futuro inmediato, Wilder tras la victoria no descartó enfrentar al máximo campeón de los pesos pesados, Klitschko.

“Me gustaría en cualquier momento del próximo año. Tenemos que cumplir con una mandatoria, pero es una pelea que tendrá que venir. Así que pronto tendremos un campeón indiscutido norteamericano en los pesos pesados. Y seré yo ¡bebé!”, exclamó con suma confianza.

“Soy el más joven y es una ventaja para mí. Hoy demostré mucho y vendrán grandes cosas pronto”, apuntó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus