•  |
  •  |
  • ESPN.com

Por tercera vez en cinco años, Jo-Wilfried Tsonga (17°) es campeón del ATP 250 de Metz. El domingo, el francés doblegó por 7-6 (5), 1-6 y 6-2 a su compatriota Gilles Simon (10°), en una batalla de dos horas y 20 minutos. Primer título en 2015 para el ex N° 5 del mundo, que estira el envión tras hacer cuartos en el US Open.

Repasando la final, clave la fortaleza de Tsonga en el primer set, donde debió salvar seis chances de quiebre en el arranque, sin tener oportunidades desde la devolución en toda la manga. En el desempate, incluso, Simon se adelantó por 5-2, pero el campeón reaccionó con cinco puntos en fila y se llevó una ventaja difícil de imaginar en buena parte del parcial.

En el segundo set, Simon logró de entrada lo que no había podido en seis games: quebrar a Tsonga. Del 0/6 en el primer capítulo, a un 2/3 que que lo depositó 5-0 arriba en un abrir y cerrar de ojos. Y que llevaba las cosas a una tercera historia.

Pero en el tramo decisivo se deshicieron rápidamente los libretos. Tsonga recuperó respaldo en el servicio (16 aces en total y un parcial de 12-2 en puntos en los últimos games del encuentro), firmó su primer quiebre en 3-1 (flojo pasaje de Simon con el primer saque) y, desde esa comodidad en el marcador, volvió a romper en el octavo juego para llevarse el partido.

De esta forma, Tsonga alcanza su 12° título ATP, siempre sobre canchas duras. Más aún: de sus 21 finales, solo una se dio fuera de esta superficie: Queen’s 2011, en pasto.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus