•  |
  •  |
  • Edición Impresa

A falta de dos fechas para que se complete la primera vuelta del Torneo de Apertura de la Primera División, los Caciques del Diriangén podrían anunciar en las próximas horas el despido del estratega argentino Andrés Novara, por los recientes resultados negativos del club y la mala imagen que han dejado a partir de la tercera jornada.    

Novara, que sustituyó a su coterráneo Roberto Chanampe, no ha logrado la comunión y el impacto mediático que pretendía la directiva blanquinegra a inicios de la temporada. Tres victorias, un empate y tres reveses resumen en diez puntos el camino de los diriambinos, que se reforzaron para el actual certamen con cinco extranjeros.

Justamente, considerando la inversión que realizaron para este torneo, la directiva de los Caciques reprocha al técnico la deficiencia del equipo, plasmado en el funcionamiento táctico, como es lógico y como suele pasar en el futbol, la cabeza que debe rodar es la del timonel.

El revés sufrido contra el Ferretti 0-1 el domingo fue la gota que derramó el vaso. No solo por el resultado adverso, sino por que los Caciques estuvieron carentes de ideas, siendo protagonistas por las insistentes patadas, más que por lo futbolístico.

Ante el inminente despido de Novara, ya suenan posibles sustitutos para ocupar el banquillo de los diriambinos; por mencionar algunos, Javier Londoño, expreparador físico de la Selección de Futbol de Nicaragua y el propio Chanampe, que estuvo en las gradas del estadio Diriangén, durante el partido contra Ferretti.   

Inconsistente desempeño

De la noche a la mañana, los Caciques del Diriangén pasaron de ser un equipo intimidante, a uno inofensivo. Tras las victorias consecutivas ante Real Madriz y ART. Jalapa (0-4 y 2-1), respectivamente, en el arranque del Apertura, hacían creer que nadie se cruzaría en su camino.

Sin embargo, a partir de la tercera fecha comenzó a desmoronarse. El Club Deportivo Ocotal desnudó a los diriambinos propinándoles un revés 2-1, exponiendo sus deficiencias en zona defensiva y la carencia de ideas para generar peligro, aun cuando Andrés Giraldo ha respondido en el ataque.

La siguiente jornada, con suerte de por medio, lograron un ruidoso triunfo 2-1 contra el Real Estelí, que atraviesa por un pésimo momento; aun así dejó muchas dudas respecto al funcionamiento, sufriendo demasiado las insistentes embestidas de los rojiblancos.

Luego, los Caciques colapsaron. El empate contra el Chinandega FC, recién ascendido a la máxima categoría, los dejó en evidencia, para que posteriormente la UNAN-Managua y el Walter Ferretti los dejaran al descubierto, tambaleándose al borde del abismo, descendiendo de la primera a la cuarta posición.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus