•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sin lucir bien como en su inicio en el profesionalismo, el púgil capitalino Junior Ramírez sumó su triunfo 13 al ganar por descalificación en el cuarto asalto a David Acevedo, el sábado en el combate estelar de la velada organizada por la promotora Pinolero Boxing en el gimnasio Roberto Huembes, de Managua.

Ahora los planes inmediatos del excampeón latino del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) de las 140 libras es volver a enfrentar a David Bency, quien el pasado 25 de julio le quitó el invicto y de paso le arrebató el cinturón verde de este organismo con una decisión a 10 rounds.

“Estoy pidiendo esa pelea y toda la afición nicaragüense quiere ver la revancha. Sé que hay peleadores exigentes en esta categoría a nivel nacional, a los que podría enfrentar, como Walter Castillo”, aseguró el peleador capitalino.

Para una revancha, Junior expresó que se preparará mejor para no dejar dudas, aunque Bency no es Acevedo, porque es un boxeador que va hacia adelante, ataca sin importarle recibir castigo, tiene mucho aguante y presiona constantemente.

“Esa noche que me ganó un solo golpe fue el que me conectó bien y fue el de la caída; no tuve suerte y no fue para mí el resultado. Hay que esperar que el muchacho (Bency) se decida a pelear conmigo”, apuntó Ramírez.

Lo admirable de Junior es que sabe que perdió ante Bency y por eso desea sacarse esa espina, que a diario lo lastima como boxeador.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus