•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Enviado Especial / Costa Rica

Cada día el entrenamiento es más intenso, cada segundo es un suplicio, Román “Chocolatito” González no dice nada pero su sufrimiento por el desgaste físico es evidente; hay que levantarse por la mañana a correr, ir al gimnasio Fight Club Center en Altos de las Palomas --entre Escazú y Santa Ana-- por la tarde y cumplir con el plan correspondiente del día.

“Para estar donde estoy debo sacrificarme”, dice Román con su voz frágil y el rostro apagado. Quedan un poco más de dos semanas para su combate del próximo 17 de octubre contra Brian Viloria en el Madison Square Garden, de Nueva York. Las condiciones físicas que ha adquirido en el campamento en Costa Rica son de lo mejor.

La velocidad de Román y el oxígeno que tiene el tricampeón es impresionante. Viloria tendrá que llegar en condiciones extraordinarias si quiere plantearle cara al monarca pinolero, porque Román luce esplendoroso físicamente.

El plan

Según su entrenador Arnulfo Obando, la idea es que Román finalice con 180 rounds de guanteo su preparación. Inicialmente tenían planificado 201, pero decidieron bajar la cantidad para no desgatar más de la cuenta al tricampeón.

El próximo sábado esperan que Román ya esté pesando unas 116 libras. Por ahora, el nica se ha mantenido entre 120 y 122 libras. No hay prisa en ese sentido, González no ha tenido que sacrificar su estómago, está haciendo dos tiempos de comida, ingiere pollo cocido con ensalada de tomate, pescado o atún con aguacate, por la mañana y en la noche después de entrenar. Además de tomar su respectivas vitaminas para recuperar energías.

González y su equipo viajarán el 10 de octubre a Nueva York, no volverán a Nicaragua sino que emprenderán el vuelo directamente desde Costa Rica. Ayer el pinolero hizo circuitos de resistencia y mascoteo con su preparador físico Wilmer Hernández. Esta tarde tendrá sesión de guanteo con sus sparrings Carlos Buitrago y Henry Maldonado.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus