•  |
  •  |
  • Edición Impresa

A Elna Dixon no se le hace difícil reconocer que el futbol femenino no despierta tanto interés como el masculino. Sin embargo, la seleccionadora de la Azul y Blanco cree que es el momento adecuado para captar la atención de los aficionados y demostrar que en la categoría femenina hay tanto talento como en la masculina.

Mañana, la selección nicaragüense debutará contra su similar de El Salvador (8:00) en las Eliminatorias Olímpicas Centroamericanas que otorgan dos cupos al Preolímpico de Concacaf, que se realizarán en febrero próximo en Texas, Estados Unidos.

Para la justa centroamericana, que se realizará en el Estadio Nacional de Futbol, las pinoleras llegan motivadas, impulsadas por la localía y la excelente preparación que realizaron durante un proceso de siete meses, que pretenden redondear alcanzando un cupo a los Preolímpicos, objetivo que también persiguen Guatemala, Costa Rica y El Salvador.

“A nivel futbolístico hemos tenido un gran cambio de mentalidad respecto a otros procesos. Vamos a proponer buscar cómo destacar nuestras fortalezas, trabajar de manera adecuada línea por línea y convencer a la gente que podemos jugar futbol, para que vuelvan a ver el futbol femenino con buenos ojos”, manifestó Dixon.

“Aquí tenemos grandes líderes, pero cada una lleva cierta responsabilidad. Respeto a Ana Cate, pero prefiero que ellas sepan que todas deben aportar algo y que este es un grupo que trabaja por un mismo objetivo. Además se trata del momento de cada jugadora, es posible que la que menos pensamos se inspire y destaque”, dijo la seleccionadora.

Cate inspirada

La propia Cate está convencida que este grupo promete dar buenos resultados y le motiva la idea de poder aportar su experiencia y calidad individual a un grupo joven, pero con el talento necesario para hacerse sentir en el Centroamericano.

“Quedé sorprendida, tenemos un equipo que ha crecido respecto a otros años. Es compacto, hay grandes jugadoras y se ve que tienen comunión. Mi objetivo es aportar lo que sé hacer, darle profundidad al ataque y buscar goles. Apenas tengo tres entrenamientos, pero es suficiente para saber que estamos bien armadas”, reconoció Cate, quien milita en el UMF Stjarnan de Islandia.

En 2010, Cate debutó con la selección nicaragüense durante una triangular celebrada en Managua, donde participaron Honduras y Costa Rica, clasificando a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Venezuela, que se celebraron el mismo año. En 2013, la mediocampista nacida en Estados Unidos conquistó con la Azul y Blanco la presea de plata en los Juegos Deportivos Centroamericanos de San José, Costa Rica, donde marcó dos tantos a Guatemala.

“Mi objetivo es el mismo, dar lo mejor, tratar de ganar, ser útil y representar dignamente a la selección nicaragüense. Tenemos un grupo muy unido, con una gran entrenadora y estando en casa tenemos que imponer nuestra localía”, aseveró Cate, quien únicamente jugará los encuentros frente a El Salvador y Guatemala.

Flores al ataque

Aunque en otras ocasiones Sheyla Flores ha sido designada para asumir roles en zona de medio campo e incluso en defensa, Dixon está clara cuál será el rol que asumirá en la selección. De inicio, Flores será la encargada de presionar en la delantera, su destacada temporada con la UNAN-Managua en la Primera División la proyectan como el mejor elemento para esa posición.

“La idea es atacar, como lo dije desde un inicio, si lo que queremos es proponer tenemos que arriesgar y tener elementos que te aporten un juego ofensivo. Sheyla es un gran elemento y va a iniciar en el ataque. Si en el transcurso del juego nos vemos en la necesidad de cambiarla de lugar, ya lo haremos”, reveló la estratega.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus