•   Ginebra, Suiza  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno suizo aprobó hoy la extradición del antiguo presidente de la Federación costarricense de Fútbol (FEDEFUT), Eduardo Li, a Estados Unidos.

El dirigente deportivo ahora tiene treinta días para apelar esa decisión, y en caso que decida hacerlo, el Tribunal Penal Federal de Suiza tendrá la última palabra.

Li fue detenido en Zúrich el pasado 27 de mayo al mismo tiempo que otros seis dirigentes de la FIFA y ha estado encarcelado desde entonces a la espera de su extradición.

La demanda formal de extradición fue transmitida el 1 de julio de 2015 por las autoridades estadounidenses al ministerio de Justicia de la Confederación Helvética, y se basa en un mandato de arresto internacional solicitado por una Fiscalía de Nueva York el pasado 20 de mayo.

La Justicia sospecha que Li aceptó sobornos de una sociedad estadounidense para atribuir derechos de márketing sobre los partidos de calificación del Mundial de 2018.

El ministerio indica en un comunicado que se han cumplido todas las condiciones para que la extradición pueda otorgarse, especialmente que los hechos supuestamente cometidos por Li son castigados por el derecho suizo.

El comunicado explicita que con su actuación, Li ha perjudicado la competencia en el mercado de márketing deportivo y ha distorsionado el mercado mediático.

Asimismo, las autoridades suizas consideran que Li privó a la FEDEFUT de la posibilidad de negociar contratos de márketing más ventajosos para ella.

"Estos elementos serían considerados en Suiza como actos de competencia desleal castigados en el derecho helvético".

Li, como los otros seis dirigentes detenidos en mayo, se encuentra detenido en Suiza a la espera que se resuelva su caso.

De los siete detenidos, solo uno ya se encuentra en Estados Unidos: el exvicepresidente de la FIFA Jeffrey Webb, quien aceptó ser extraditado a Nueva York el pasado julio.

Hasta la fecha, Suiza ha autorizado la extradición del expresidente de la federación uruguaya de fútbol, Eugenio Figueredo, quien también fue responsable en CONMEBOL y exvicepresidente de la FIFA, y del antiguo presidente de la Federación Venezolana de Fútbol, Rafael Esquivel, quien también fue dirigente de la CONMEBOL.

Todos los detenidos fueron arrestados el 27 de mayo pasado en Zúrich, dos días antes de la reelección de Joseph Blatter como presidente de la FIFA, cargo del que dimitió poco después.

Precisamente, el viernes pasado el Ministerio Público de la Confederación Helvética abrió un proceso penal contra Blatter, por sospechas de gestión desleal y abuso de confianza.

El Ministerio Público recrimina a Blatter haber firmado un contrato contrario a los intereses de la entidad con la Unión Caribeña de Fútbol, presidida por Jack Warner, antiguo vicepresidente de la FIFA y estrecho colaborador del presidente.

Hoy, la Comisión de Ética de la FIFA decidió prohibir de forma vitalicia a Warner, acusado de corrupción por la justicia de Estados Unidos, participar en todo tipo de actividad relacionada con el fútbol en los ámbitos nacional e internacional.

Por otra parte, la Fiscalía reprocha a Blatter "un pago desleal" de dos millones de francos (unos 1,7 millones de euros) al presidente de la UEFA, Michel Platini "en perjuicio de la FIFA".

El dinero fue un pago por "trabajos" realizados por Platini entre 1999 y 2002, no obstante, el pago fue realizado en 2011.

Mientras, Jérôme Valcke, secretario general de la institución hasta hace dos semanas, está suspendido de sus funciones tras las denuncias de que habría incurrido en prácticas corruptas, sospechas que le valieron su suspensión.

Según las denuncias, Valcke habría montado un esquema para vender entradas de los mundiales por encima del precio oficial.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus