•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Más que un deseo, la Selección Nacional de Futbol Femenina siente la necesidad de luchar para conquistar un sueño. Esta noche (8:00), las pinoleras enfrentarán a su similar de El Salvador, en el Estadio Nacional de Futbol, que marcará su debut en las Eliminatorias Olímpicas Centroamericanas, que otorgan dos cupos para el Preolímpico, que se celebrarán en febrero del próximo año en Estados Unidos.

Guatemala y Costa Rica, los otros seleccionados en disputa, se enfrentarán hoy a partir de las 5:00 p.m. Luego, la Azul y Blanco tratará de establecer su localía ante las cuscatlecas, a sabiendas que abrir el certamen con un triunfo será de sustancial importancia en la carrera por obtener un boleto y un aliciente para enfrentar posteriormente a las guatemaltecas y costarricenses.

Todo está definido, la directora técnica del cuadro pinolero, Elna Dixon, está convencida que el margen de error en esta cuadrangular es mínimo. Por ello, aunque no lo ha hecho público, ya estableció cuál será el onceno que abrirá el partido de hoy y, aunque sabe poco de las salvadoreñas, ambientó que su filosofía no será otra que proponer buen juego para lograr sus primeros tres puntos.

“Todas las muchachas están al 100 física y mentalmente. Los técnicos ya evaluamos y definimos nuestro once ideal. La preparación fue extensa, creemos que pudimos hacer un poco más, pero estoy segura que vamos a dar de qué hablar, verán un grupo compacto, definido y con un futbol de calidad”, manifestó la estratega.

Dixon reconoce que no le preocupa lo que puedan proponer las demás selecciones, más bien le motiva el nivel de sus jugadoras. Pone sus esperanzas en el rendimiento colectivo e individual de algunas seleccionadas y confía en que hagan valer su condición de locales y el apoyo de su afición.

“La unión es nuestra mayor virtud, nos identificamos porque no bajamos las manos, luchamos por lo que queremos de principio a fin. Asumimos una asignatura difícil y sabremos responder, tenemos un espíritu guerrillero y no vamos a ceder, en casa debemos imponernos”, aseveró Dixon, quien anticipó que usará una alineación 1-4-3-3.  

Rivales de calidad

Históricamente, las representaciones de Guatemala, El Salvador y Costa Rica pertenecen al grupo élite de selecciones competitivas. Las ticas, por ejemplo, clasificaron al Mundial de Canadá, que se celebró este año, gracias a que avanzó a la final del Premundial de la Concacaf, etapa en la que cayó contra Estados Unidos.

Así como en Nicaragua destaca la presencia de la mediocampista Ana Cate, quien milita en el equipo femenino del Stjarnan de Islandia, las ticas se encomiendan a Karen Landaverde y Alejandra Herrera, destacadas jugadoras del River Plate argentino y Ana Lucía Martínez, líder en el ataque, que milita en el Rayo Vallecano de la Liga de España.

El Salvador y Guatemala, con menos figuras internacionales, tienen buenos semilleros y producen jugadoras destacadas en las distintas categorías. Nicaragua no se queda atrás. Aunque hubo jugadoras que no quedaron en el grupo y otras que no hicieron el proceso, hay otras como Sheyla Flores, Ninoska Solís, Virginia Lovo, Javiera Morales y la propia Cate, que son garantía de experiencia y calidad en el equipo.

Hoy, las nicas querrán dar un golpe de autoridad contra las salvadoreñas. El viernes, enfrentarán a Guatemala y cerrarán el domingo contra Costa Rica, sin Ana Cate, quien regresará el sábado a Islandia, para asumir el compromiso de su club en la Champions League Femenil. Todos los encuentros de la Azul y Blanco están programados para las 8:00 p.m., en el Estadio Nacional.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus