•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El pistolero nicaragüense Erasmo Ramírez estaba programado para subir hoy a la colina, pero será hasta mañana que enfrente a los Azulejos de Toronto, en lo que será su última apertura de la temporada con los Rays de Tampa Bay en las Grandes Ligas.

Con balance de 11 victorias y 6 derrotas y efectividad de 3.65, independientemente de lo que suceda contra Toronto, gane o pierda, el nica ha tenido la mejor actuación de su carrera esta temporada desde que ascendió hace tres años a Grandes Ligas.

El 2015 fue para Erasmo el año de la resurrección y establecimiento de un pitcher que estuvo muerto en los Marineros de Seattle, golpeado constantemente en su mente por la desconfianza de un manager sin pedagogía para revitalizar la autoestima y convirtiéndose en el peor enemigo de Ramírez, su nombre es Lloyd McClendon.

Terrible inicio

Afortunadamente, Erasmo en el peor momento, se encontró con Kevin Cash. Un infante dirigiendo en Grandes Ligas, pero con la suficiente sabiduría para sacar oro en una mina que aparentemente no tenía más joyas. Llegó a Tampa Bay y la vida le cambió al nica, se convirtió en un pitcher dominante, seguro de sí mismo, y todo gracias a su esfuerzo y a la confianza de Cash.

Cómo olvidar ese arranque pésimo, paupérrimo, y triste de temporada, siendo atacado sin misericordia con 16 carreras limpias (11.1 innings) en sus primeras 5 apariciones en abril, iniciando la campaña con 12.71 de efectividad. ¡Otra vez Erasmo luciendo mal!

Seguramente muchos dijeron eso, reafirmando su desconfianza en el nica.

La recuperación

“Nunca pensamos en bajar a Erasmo a pesar de su mal arranque, confiamos en él”, dijo Kevin Cash a finales de mayo, mes en el que Ramírez empezó a mostrar síntomas de recuperación, terminando con balance de 3 victorias y 2 derrotas, venció a los Yanquis de Nueva York y cerró el mes con una blanqueada de 3-0 sobre los Orioles de Baltimore, en una de sus mejores actuaciones de la temporada.

En junio continuó con su etapa de recuperación y llegó a 6-3, entre esas victorias se recuerda la venganza contra los Marineros de Seattle a quienes les ganó 2-1, y un mes después alcanzó los 8 éxitos, sumando solamente un descalabro (8-4). Otra vez venció a los Yanquis, siendo el primer nica en lograrlo en una temporada.

Agosto no fue el mejor mes para el nica, ganó dos de 5 salidas, perdió una, y dos partidos salió sin decisión, dejando su balance en 10-5. Tampoco brilló en septiembre, solo consiguió un triunfo en 5 apariciones, pero realizó la mejor labor de su carrera dejando sin hit ni carrera a los Yanquis durante 7 innings, tocando la hazaña.

Puede que por no estar acostumbrado a lanzar tantos innings (158 este año), su brazo haya resentido el esfuerzo, mostrando ciertas inconsistencias en los últimos dos meses de temporada.

¿Qué puede venir la próxima temporada? Tomando en cuenta lo que mostró Erasmo este año, uno creería que puede convertirse en un pitcher de 15 victorias. Incluso  en su momento se creyó que podía alcanzar las 16 de Denis Martínez, Ramírez llevaba un buen ritmo, lamentablemente no pudo mantener la consistencia en los últimos dos meses, sin embargo puede sentirse orgulloso, ha sido un año magnífico si toma en cuenta que estaba muerto y resucitó en Tampa.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus