•   Villareal, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Villarreal, que había perdido su partido de la primera jornada del grupo E de la Europa League, se recuperó en la segunda con un triunfo en casa por 1 a 0 ante el Viktoria Pilsen checo, este jueves, confirmando el gran momento de forma del equipo.

El único gol del partido lo consiguió en el minuto 54 el brasileño Leo Baptistao, haciendo justicia a los méritos de su equipo.

El Viktoria Pilsen terminó con diez jugadores por la expulsión de su defensa Vaclav Prochazka en el 73, al ver la segunda tarjeta amarilla.

Después de conseguir ponerse líder en solitario de la Liga española el pasado fin de semana, el 'Submarino Amarillo' se olvida del revés 2-1 sufrido en Viena ante el Rapid en el primer partido y suma sus 3 primeros puntos en la clasificación.

El equipo austríaco, que ganó 1-0 en su visita al Dinamo de Minsk, lidera con un pleno de 6 puntos, seguido del Villarreal y del Viktoria Pilsen con 3, mientras que los bielorrusos todavía no han puntuado.

En la tercera (23 de octubre) y cuarta (5 de noviembre) jornadas, el Villarreal se enfrentará al Dinamo de Minsk, en principio la 'Cenicienta' de la llave, y allí podría dar un grandísimo paso hacia la clasificación para los dieciseisavos de final.

Después de desplazar al Real Madrid del liderato de la Liga española, tras ganar 1-0 al Atlético de Madrid el pasado sábado, el Villarreal sigue con paso firme y el domingo defenderá su primera posición en el campeonato nacional con una visita al Levante, penúltimo de la tabla.

Premio al esfuerzo

El Viktoria Pilsen, eso sí, no puso las cosas fáciles al conjunto de Marcelino García Toral, que tuvo que esforzarse al máximo para conseguir los tres puntos ante su hinchada de El Madrigal.

En la primera parte, el Villarreal fue muy superior y sólo la mala fortuna le impidió irse con ventaja al descanso.

Leo Baptistao perdonó en el minuto 16 y Roberto Soldado tuvo dos buenas ocasiones casi consecutivas, en el 17 y el 20, que envío fuera.

En la segunda parte, el equipo amarillo obtuvo por fin premio a su esfuerzo, en el minuto 54, con una espectacular jugada personal de Leo Baptistao, que condujo el balón desde su propio campo, deshaciéndose del acoso de dos rivales, antes de definir con un potente disparo con la izquierda.

Un gran tanto que permitió a los locales serenar sus nervios y poder jugar, ya por fin, a favor del marcador.

Los checos apenas tuvieron ocasiones para empatar y menos todavía cuando a falta de un cuarto de hora se quedaron con diez hombres por la segunda amarilla de Prochazka.

Un zurdazo de Manu Trigueros en el 82 pudo haber supuesto el segundo tanto, pero su balón fue fuera, rozando el palo, y el Villarreal tuvo que sufrir hasta el final para amarrar los tres puntos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus